El Ibex se resiste a caer y por sexta jornada consecutiva termina el día en positivo. Al cierre sumó un 011% hasta los 7.645 puntos en una jornada, asegura Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego “en la que se ha constatado el cansancio del Ibex 35 después de haber subido desde mínimos más de un 15%”.
Una sesión en la que destaca el castigo infringido a OHL afectado por sendos avisos de rebaja en su calificación por parte de las agencias de rating Fitch y Moody’s. Según explica el experto financiero de Banco Gallego, “todos los grupos constructores relacionados con la construcción residencial pero también con las infraestructuras han tenido un comportamiento más o menos estable si han podido diversificar, como es el caso –asegura Querol- de ACS. Sin embargo, OHL se ve más perjudicado y su menor grado de diversificación le repercute en negativo. Cuando el mercado ha conocido que las agencias de rating están presionando a la baja sus principales indicadores de riesgo, ha reducido sus posiciones en este tipo de activos para irse a otros más seguros”.

Y toque de atención también para Endesa después de que S&P haya puesto en perspectiva negativa la calificación de la deuda a largo plazo de la eléctrica tras anunciar su plan estratégico. Sin embargo, hoy las acciones de Endesa sumaron al cierre un 2,24% después de abonar ayer un dividendo histórico. Para el director de análisis de Banco Gallego, en estos momentos, “una utilitie nos parece razonable. El único problema de Endesa es que ahora ya no tiene riesgo corporativo y ya ha pagado el dividendo con lo que a partir de ahora habrá que mirar el valor sólo por los fundamentales”. Además, explica el experto “su plan estratégico ha sido uno de los puntos relevantes para que S&P ponga en perspectiva negativa la calificación de su deuda”. Para el director de análisis de Banco Gallego, “el punto menos positivo de Endesa es su endeudamiento. Esperamos –dice Damián Querol- que no aumente en exceso, aunque Endesa sí es una compañía que consideramos, nos parece segura, pero no creemos que lo haga mejor que el Ibex en los próximos meses”.

Dentro del sector de las utilities otro de los valores más castigados del día fue Gas Natural que cerró con una corrección de casi un 8%. Un valor penalizado por la ampliación de capital para comprar Fenosa y que podría seguir cayendo. Según explica este analista financiero, “básicamente la ampliación de capital indica que emitirá más de 400 millones de acciones lo que equivaldría a un precio objetivo de 7,8 euros por acción. Ahora –comenta Querol- cotiza a 8,75 euros con lo que existe aún un descuento de más de un 30% respecto a estos precios. Somos cautos con Gas Natural en el corto plazo (…) En el largo plazo, las sinergias que le provocará tener Fenosa puede permitir que su precio objetivo esté por encima de los 10,50 euros a largo plazo”.

Y quien parece que no encontrar techo es Técnicas Reunidas. Sube en el año más de un 30% y hoy ha vuelto a liderar los avances del Ibex con un repunte del 3% y aún le queda potencial de revalorización. “En este momento, la estabilidad del crudo y los pedidos cerrados para los próximos años le dan un soporte relevante a la empresa, factores –asegura Querol- que le beneficiarán en el corto plazo”.

En cuanto a las recomendaciones, el director de análisis de Banco Gallego se muestra tajante, “después de los ascensos del sector bancario y del Ibex, creemos que no le queda excesivo recorrido al alza al selectivo por lo que somos partidarios de a aquellos clientes que aún mantienen posiciones relevantes y que no quieran ver de nuevo retrocesos aconsejarles que vayan deshaciendo cartera”. Y es que, según explica el experto, “no hemos tocado suelo de mercado, el Ibex en los próximos meses podría volver a tocar mínimos. A partir de ahí volveríamos a tomar posiciones, pero somos muy cautos. Estaríamos en sectores defensivos y sólo con posiciones puntuales en sectores más arriesgados. Este rebote –concluye el experto financiero- no lo vemos como estructural a largo plazo”.