A un día de conocer cuáles serán las principales conclusiones de la Junta de accionistas de Bankia, todas las miradas puestas sobre la desinversión de sus participaciones industriales.
Lo único que ha dicho “es que Mapfre será la única que no tocará, donde además de la participación tiene un acuerdo estratégico”. El resto, está en el mercado y dar pistas sobre cómo lo hará “parece complicado en la difícil situación que vive”, reconoce Ignacio Cantos, de ATL Capital.

Eso sí, tampoco es cuestión de malvender estas participaciones. Si le dan los 19.000 millones “ahí va puesto en valor la pérdida generada por las participaciones con lo que no creo que tenga que tener prisa por colocarlo en el mercado”.

A esta iniciativa, se ha unido la posible salida a bolsa de determinados negocios en Latinoamérica entidades como BBVA. Una medida que pone en evidencia que necesitan capital y además que es coherente si tenemos en cuenta la cotización en libros de las entidades, que les darán precios más altos y la valoración de todo subirá.

Fuentes de la UE esperan debatir utilizar los fondos para comprar deuda. “No tiene sentido que un país rescatado tenga el mismo diferencial que España o que Portugal, que están haciendo sus deberes. No tiene mucho sentido la presión que existe entre nuestro país o Italia, que tiene más deuda que refinanciar. Si diferenciamos entre países, se ganaría bastante”, concluye este experto en Radio Intereconomia. Es poner negro sobre blanco pero daría mucha tranquilidad y los mercados no mejorarían.