Los principales índices europeos arrastran pérdidas superiores al 15% en lo que llevamos de año. Estas caídas tan pronunciadas les han llevado a romper soportes relevantes. En cambio, en Wall Street el S&P 500, con caídas inferiores, aguanta soportes clave. 

IBEX 35
IBEX


DAX


EUROSTOXX 50


S&P 500