La entidad financiera ha acudido a su cita con los inversores y presentó unos resultados que estuvieron por debajo de lo esperado. En bolsa, sin embargo, se mantiene alcista en el tiempo.
Las ganancias trimestrales ajustadas de Morgan Stanley cayeron por debajo de las expectativas del consenso de mercado debido a los vaivenes inesperados en diciembre, que alcanzaron su división que comercializa bonos, divisas y materias primas. Las acciones de la entidad financiera descendieron casi un 3% en las primeras operaciones.

Excluyendo una serie de artículos especiales, los ingresos de Morgan Stanley de negociación de renta fija de valores, divisas y materias primas cayeron un 13,7% hasta 599 millones. En otra medida ajustada, los ingresos FICC del banco retrocedieron un 81%.

En general, las ganancias atribuibles a los accionistas comunes se elevaron hasta 920 millones de dólares, o 47 centavos por acción, en el cuarto trimestre desde los 36 millones de dólares, o 2 centavos por acción, del mismo periodo del año anterior.

Los gastos legales cayeron a 284 millones a partir de los 1.400 millones de dólares del mismo trimestre del pasado año. Los gastos de compensación subieron hasta 5.100 millones de dólares desde los 4.000 millones de dólares de hace un año.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Morgan Stanley se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 9 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico pone de relieve que tanto la tendencia a medio plazo como a largo plazo es alcista. Además, los momentos total lento y total rápido se encuentran en positivo. Por otra parte, el volumen que presenta el activo es decreciente en el tiempo. El único punto negativo que señalan estos indicadores es que el volumen a largo plazo es decreciente.

Indicadores Premium Morgan Stanley