Con la volatilidad aumentando, se trata de conjugar la ecuación rentabilidad- riesgo. Aquellos que han permanecido en renta variable han obtenido fuertes plusvalías y ya ha llegado el momento de cubrir posiciones comprando las opciones más baratas. El mercado seguirá alcista siempre y cuando no pierda los 12.000 y, a nivel europeo, mientras el Standard&Poors se mantenga en los niveles actuales.
Recapitulando los meses de verano, vimos un primer suelo en junio para pasar a una figura de vuelta con doble suelo en los índices americanos en el mes de julio. En ese mes, los mercados europeos estaban representados por una figura hombro-cabeza-hombro invertida, que es una figura con fuerza, alcista. El adelantado de la clase, nuestro Ibex rompió los 11.750- 11.800 puntos que nosotros veíamos como límite del crecimiento. Pero no lo fue.