“Las actuaciones del gobierno argentino están poniendo de manifiesto la situación de la economía del país, pues tienen escasez de dólares y, desde hace messe, el gobierno está intentando desviar la atención de esto con YPF”, afirma Jesús Sánchez Quiñónez, director general de Renta 4.

“YPF tiene el 30% de los hidrocarburos de Argentina pero, lo que está sucediendo, no solo afecta a Repsol, también de empresas de otros países. No obstante, valorando a cero YPF, el castigo ha sido excesivo para Repsol que ha caído más de un 20%”.

Tenemos que volver la atención “a la parte de la deuda pública y a las subasta de deuda española, a ver si se consiguen colocar, aunque sea a intereses más altos. Lo más importante será conocer el nivel de demanda. Mientras se pueda colocar, podemos estar tranquilos”.


Declaraciones a Radio Intereconomía