Seguimos teniendo una tendencia claramente bajista de la que no se pueden descartar rebotes puntuales - en parte motivado por la sobreventa- y mientras no recupere los 7500 puntos lo normal es que sigamos cayendo hasta mínimos de 2009, en torno a 6400-6700 puntos, reconoce Juan Pedro Zamora, analista de XTB.
La morosidad sigue batiendo records, hasta el 8.16%, una cifra que no hace más que refrendar lo que todos sabemos e indica la enorme debilidad del sector financiero “y la necesaria reforma que se tiene que dar más pronto que tarde y eso está dificultando en parte la recuperación del Ibex”.

Y eso a pesar de que la prima de riesgo se está relajando. “Hemos cubierto más del 40% del total del capital que tenemos financiar a lo largo del año, esperamos que se suban los intereses– como se vio en la subasta de ayer- pero también creemos que es algo que debería esperar el mercado”. Una prima de riesgo por encima de los 400 puntos básicos no nos da mucha ayuda y tenemos que seguir intentando convencer y dar confianza al mercado, que ahora mismo es de lo que carece. Pero España no es la única sobre la que ha llamado la atención el FMI. “Se trata de controlar el crecimiento económico y tomar medidas que hagan ver a los inversores que Europea es algo más que contracción y reducción del déficit. Mientras tanto, lo que veremos será una progresiva debilidad e los índices europeos”.

En el plano empresarial, este experto reconoce que la operación de ACS-Iberdrola llevaba tiempo en el mercado y es lógica “dada la situación de las dos entidades. Sin embargo, el castigo de Iberdrola es excesivo”. En declaraciones a Radio intereconomia este experto se muestra más optimista porque ambos valores cotizan a precios bastante buenos desde el punto de vista fundamental y sería buena idea empezar a acumular en estos niveles.

Respecto a Repsol, Zamora asegura que la nacionalización de YPF hace mucho daño a la petrolera, pero “creemos que comprar en zonas de soporte de 16 euros es una buena estrategia para ir acumulando acciones de la compañía”.

Su recomendación se va hacia Europa, concretamente hacia el DAX. Ha hecho un doble suelo y podría tener como objetivo los 7.000 puntos. En caso de que sea así, Volkswagen puede ser una buena oportunidad.