Jornada de fuerte continuación alcista para Mediaset que, en dos días se revaloriza cerca de un 9%.

No le valía con ser el tercer valor más alcista del Ibex 35 este año. Mediaset ha revalidado su medalla de bronce en las dos últimas sesiones con unas subidas acumuladas que rondan el 9%. Se desquita así de las caídas que la semana pasada le propinaron lo rumores. Dichos rumores apuntaban a la pronta salida de Prisa de su accionariado. Actualmente el grupo de medios presidido por Juan Luis Cebrián posee un 17,34% pero, debido a su alto apalancamiento, es susceptible de ser vendido y, cómo no, esto supone un factor de incertidumbre para la cadena televisiva, ya que una desinversión siempre se realiza con descuento y vendría a penalizar su cotización. Sin embargo, a estos niveles (máximos de febrero de 2011) sería una buena desinversión para Prisa.

PRINCIPALES ACCIONISTAS MEDIASET ESPAÑA:
accionistas mediaset



Técnicamente, Mediaset ha dibujado dos impulsos alcistas (desde los 6 hasta los 8 euros, y desde los 7 a los 9,5 euros) y, tras caer la semana pasada y no perder el soporte de los 8 euros, vuelve a rebotar y lo hace con fuerza por lo que, mientras no pierda los 8 euros, podría seguir subiendo hasta máximos anuales en 9,5 euros. Sin embargo, no hay que olvidar que “Mediaset es una da las acciones más sobrecompradas del Ibex 35”, por lo que a estos niveles, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategiasdeinversion.com, aconseja mirar a otros valores con menos sobrecompra.

cotizacion mediaset


Mediaset ha conseguido reducir su apalancamiento hasta lograr una posición neta de caja positiva de 75,8 millones en el primer semestre. Su ratio de endeudamiento, por tanto, (deuda neta/Ebitda) es negativo del -1,7x. Sin embargo, en parte a costa de ir reduciendo e, incluso, eliminando su dividendo. Recordemos que, después de una década, Mediaset decidió no repartir dividendo este año (a cargo de los resultados de 2012) para completar con ello reservas voluntarias. Además, el ejercicio anterior también redujo su pay out al 50%, cuando desde 2004 ese porcentaje de beneficios destinado a retribuciones accionariales había sido siempre superior al 90%.