Inmocaral hoy ha caído con fuerza. Se ha generalizado el nerviosismo de forma nacional e internacional. Se mantiene la prudencia ante la posibilidad de que puedan mantenerse las correcciones en el corto plazo.
El mercado sigue flojo. Ésta ha sido una sesión peor que el de las bolsas europeas, por la desaceleración del sector inmobiliario. Nos lo han hecho pagar con fuerza. Todos estamos pendientes de la posible compra de ABN Amor por el Santander. El mercado está descontando que la desaceleración del sector constructor sobre otros sectores puede ser importante. Sin embargo hay que tener tranquilidad porque las expectativas y el contexto son favorables para el sector financiero y sigue siendo una buena opción de compra para el medio plazo.