Enagás y REE caen más de un 10%. Pero ahora mismo no venderíamos, teniendo en cuenta la rentabilidad. Incluso compraríamos, sobre todo REE.
Hemos tenido un año que nadie esperaba fuera tan rentable. El mercado español ha subido el doble de lo que lo ha hecho la bolsa europea. Podemos dar por cerrado 2006 pero somos optimistas de cara al año que viene y, sobre todo los primeros meses; hay dinero y sigue habiendo operaciones corporativas, aunque tampocodescartamos caídas.