Lufthansa se convierte en el valor más alcista del mercado europeo después de presentar sus cuentas hasta septiembre y mejorar sus previsiones para el ejercicio.
      
Lufthansa ha informado de que en los nueve primeros meses del año obtuvo un EBIT ajustado de 1.677 millones de euros, lo que supone una caída cercana al 1%, frente a los 1.693 millones del año anterior. Eso sí, esta cifra ha animado al Consejo Ejecutivo a aumenta la previsión para el EBIT ajustado de todo el año a "aproximadamente en el nivel del año anterior".
 
Los ingresos de Lufthansa AG ascendieron a 23.900 millones en los primeros nueve meses (versus 24.300 millones). El EBIT ajustado alcanzó los 1,677 millones (9M15: 1,693 millones). 

Los costos unitarios excluyendo los efectos del combustible y de divisas se redujeron en un 2,1% (2,1% en el tercer trimestre) una vez eliminado el efecto positivo del acuerdo arancelario con el sindicato de asistentes de vuelo OVNI y otros efectos no recurrentes en la transición del EBIT de EBIT ajustado. 
 
El EBIT ajustado acumulado en los restantes segmentos de negocio (incluyendo la consolidación y la reconciliación) llegó a 271 millones de euros (9M15o: 343 millones). Los costos de combustible disminuyeron en 798 millones en el mismo período del año anterior.
 
Al final de los primeros nueve meses, la deuda neta se redujo a 2.200 millones de euros (final de 2015: EUR 3.300 nillones). El índice de capital NIIF del Grupo Lufthansa se redujo hasta el 14,1% (final de 2015: 18%) debido a la menor tasa de descuento para las obligaciones de pensiones, que se redujo hasta el 1,5% (final de 2015: 2,%). Al final de la primera mitad del año el índice de capital se situó en el 10,8%.
  
LUFTHANSA EN BOLSA
Esta mejora de las perspectivas ha llevado a que las acciones de Lufthansa se disparen en el DAX alemán. En el intradía ya ha marcado un máximo en 11,54 euros, lo que ha supuesto una subida de más de un 10% con respecto al cierre de ayer. El enorme hueco dejado este jueves cobra especial importancia porque el valor ha superado además la directriz bajista que estaba vigente desde marzo y que le había hecho perder un 13% hasta los mínimos del año. Ahora, tras superar la resistencia de los 10,50 euros hoy, la siguiente meta alcista son los 12,50 (61,8% de Fibonacci).