Todo esto es previo a un nuevo tramo alcista que puede llevarnos hasta los 12.600, aunque no es este el momento de buscar objetivos sino más bien de marcar los niveles que no se pueden perder: los 11.970. Los eventuales recortes suponen una eventual oportunidad de compra previa a las subidas que se esperan que pueden incluso superar el objetivo de 12.600 para encaminarse hacia los 13.000.
Situándonos en el mercado, nos encontramos con una clara tendencia alcista que se mantiene intacta pese a los recortes a corto que estamos viendo. Se trata de una simple corrección del tramo alcista vertical que se alzó del soporte de los 11.970 hasta los máximos de 12.335 puntos de hace unos días. Pero todo esto es previo a un nuevo tramo alcista que puede llevarnos hasta los 12.600, aunque no es este el momento de buscar objetivos sino más bien de marcar los niveles que no se pueden perder: los 11.970. Los eventuales recortes suponen una eventual oportunidad de compra previa a las subidas que se esperan que pueden incluso superar el objetivo de 12.600 para encaminarse hacia los 13.000.