En la zona premium disponemos de un sistema cuantitativo que califica las acciones en 4 fases en función a las puntuaciones que otorgan los diferentes indicadores técnicos en base a sus marcos temporales y la variable que miden (tendencia, momento, volumen y volatilidad).

La fase de rebote es aquella donde la puntuación total oscila en 2,5 y 4,5