Los ahorradores españoles se muestran mucho más pesimistas a la hora de pensar en el futuro…y, sin embargo, la inversión en acciones tan sólo representa 1 de cada 10 euros empleados. 

LOS ESPAÑOLES INVIERTEN MÁS…
Los españoles se encuentran entre los inversores más pesimistas respecto a su futuro financiero, según el informe anual BlackRock Investor Pulse Survey realizado entre inversores de veinte países, sólo por detrás de franceses y japoneses.

Al 59% de los españoles encuestados le preocupa principalmente la situación económica del país que adelanta a la precariedad laboral, que es el motivo central de sus dudas monetarias para la mitad de los españoles, junto al alto coste de la vida, tercera preocupación para el 44% de los encuestados.

Sólo dos de cada diez inversores considera que la economía española está mejorando.

Dentro de esta ‘preocupación general’, ocho de cada diez españoles dice estar preocupado por el momento en el que llegue su jubilación ante la posibilidad de “no poder vivir holgadamente”, hasta siete puntos por encima que la media global.

No obstante, tan sólo la mitad de los ahorradores han empezado a ingresar dinero de cara a ese momento y lo hacen en cantidades irrisorias. El ahorro acumulado en la actualidad es de 25.730 euros de media, una cantidad que cubriría menos de dos años de pensiones, según los cálculos de BlackRock, en base a una paga media estimada.


PERO ¿PEOR?

Quizás por esa preocupación, los españoles invierten más que la media europea, destinando un 35% de su salario neto, pero no necesariamente para obtener mayores rentabilidades. Un 58% de esa inversión está destinada a activos monetarios, esto es, depósitos o fondepósitos, aunque reconocen que el umbral ideal destinado a una cartera tan conservadora se situaría por debajo del 39%.

Por el contrario, evitan el riesgo: tan sólo el 14% está invertido en acciones o en bonos.

En esta aversión a adoptar demasiadas incertidumbres en cartera, siete de cada diez inversores dicen hacerlo exclusivamente en España, a pesar de que un 42% dice estar “interesado”, según esta encuesta. “Dados los niveles mínimos históricos de los tipos de interés en este momento y el hecho de que la esperanza de vida es superior, podría ser buen momento para que los españoles amplíen sus miras más allá de la comodidad que les ofrecen los activos monetarios”, asegura Armando Senra, director general de BlackRock para Iberia y Latinoamérica.