El Ibex 35 firmó otra sesión en negativo, recortó un 2,97% si bien el comienzo de jornada apuntaba hacia una jornada de ganancias. En opinión de Guillermo Escribano, Gestor de Fondos de Metagestión la sesión “se ha visto afectada por los comunicados del Secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson respecto al tema de los activos tóxicos” y es que “parece ser que la modalidad de rescate no será la compra de activos directa, será algo diferente de lo previsto”. “Las autoridades tratarán de solventar el problema desde una perspectiva más global, ayudando a las entidades en un plano más general”. El experto afirma que “Wall street ha puesto la puntilla al Ibex que se movía de la mano de la volatilidad”, “estaba moderadamente bajista y ha sido la caída del 3% que hemos visto en EEUU la que ha decantado el mercado para situarlo en una posición bajista aunque se mantenga por encima de los mínimos”.
Santander fue por tercera sesión consecutiva el farolillo rojo del Ibex después de anunciar una ampliación de capital de más de 7.000 millones de euros. Para Escribano “la caída es fuerte”, “esperábamos una caída hasta los 7 euros, pero hoy los ha perforado y corrige ya más del 15% de dilución de esa ampliación de capital”. Tal vez “la semana que viene cuando se aclare todo puede que tenga un respiro, Santander y el sector financiero en general”. El experto mantiene que “el valor estaría barato para un inversor a medio y largo plazo que puede soportar oscilaciones” pero “si el inversor intenta aprovechar rebotes en el corto plazo no, porque podemos ver volatilidad importante”. Escribano establece que “Santander y otras empresas cotizan con un dividendo del 9% y tienen niveles atractivos pero a largo plazo”. 

En relación a la reunión del G-20, el gestor establece que “no creo que se tomen medidas inmediatas o efectivas pero puede ser un paso importante para el mercado”. “Se juega mucho la economía global –apunta- y España necesita financiación exterior y ahora con la situación que se vive ha sido difícil obtenerla”, pero veremos “si después de la reunión aumenta la confianza y se evitan las tensiones en el mecrado de deuda”. Aún así “no será un punto y a parte en el corto plazo”.

En el capítulo de las recomendaciones, además de Santander –siempre para el largo plazo- el experto se fijaría en Repsol YPF que “tiene un doble atractivo, una valoración baja similar a la de los grandes en bolsa” y además “tiene un añadido que es la posible venta del 20% que tiene Sacyr en la petrolera” y “entorno a la que ya hay algunos interesados como la rusa Gazprom” lo que “puede ser un aliciente para el medio largo plazo pero también en el corto”. En relación a que finalmente la rusa se haga con el control de la participación, Escribano matiza que “es complicado, lo lógico sería que Sacyr vendiera pero tal y como está la situación, el poner nombres propios es difícil”.