Interesante es el rebote del petróleo, que en el entorno de los 60$ en intradía, ofrece un aliento a corto plazo en las compañías de este sector, petroleras sobre todo, y mayor recorrido tienen las small-caps dependientes del ciclo de las petroleras que recogen mejor esta subida.
Sesión nada relevante, con los mercados encajonados, a la espera de la reunión de la Reserva Federal, aunque con ganas de muchas cosas. Continuamos en un entorno de datodependencia a pesar de que no se esperan nuevas alzas en los tipos. No obstante, con los fundamentales, sobre todo los resultados empresariales, dando solidez al mercado, a lo que se suma la caída del precio del crudo, las valoraciones son agradables para la bolsa, a pesar de la desaceleración inmobiliaria norteamericana.