Wall Street comenzó la sesión en positivo aupado por el apoyo que las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae recibieron este fin de semana del Gobierno estadounidense y de la Reserva Federal. En opinión de Juan Enrique Cadiñanos, co-director de EJD Valores “después de ver recortes importantes que condicionaban las bajadas del mercado americano la semana pasada, para la sesión de hoy veíamos cómo ambas subían alrededor del 35%”. Y es que según el analista, “esta inyección por parte de las autoridades fluctúa de forma positiva para las dos y para el mercado que ve una relajación que ya se necesitaba”. “Son noticias positivas para el corto plazo –explica- y así lo refleja el mercado”. “Esperaremos a ver qué ocurre con ambas pero en principio vemos cómo el Gobierno quiere estabilizar la situación y quiere ayudar a este sector que se encuentra en horas bajas”.
El sector financiero, tal y como explica el experto, “está muy tocado”, y “el ejemplo más claro es ver cómo el viernes las hipotecarias caían el 50% y hoy no consiguen subir a ese porcentaje de bajada” porque “la gente no se fía mucho a pesar de que esta ayuda es importante pero no terminan de encontrar la fiabilidad en el sector”. Es cierto –añade Cadiñanos- que “tenemos una crisis importante y un sector que con el tema de créditos de consumo está muy dolido y eso se refleja en las financieras”. “El sector no se encuentra en su mejor momento y habrá que ver cómo resuelven el Gobierno y la Fed la situación –apunta el co-Director de EJD Valores- que aunque están en ello, veremos cómo lo hacen”. Aún así, “esperamos más recortes para el sector y si no se encuentra la tranquilidad creemos que el mercado no podrá seguir la senda alcista”, matiza el analista. En relación a los movimientos corporativos que se están viviendo, las cerveceras InBex y Anheuser-Busch por un lado y Fedex y TNT por otro, Cadiñanos mantiene que “las fusiones siempre vendrán de forma positiva para el mercado”. Además “serán varias, no sólo éstas, al igual que ampliaciones de capital y compras para autocartera porque en el momento que una compañía no tiene capital para realizar negocios, si no encuentra ese capital, lo busca de otra forma por ejemplo con fusiones”. Según el experto, “si una empresa hace una fusión estará más estabilizada que por sí sola y por tanto "los movimientos corporativos fluctúan de forma positiva para la bolsa aunque no dejan de ser una señal inequívoca de que el mercado no está en su mejor momento”. Si bien, Cadiñanos matiza que “hasta las elecciones puede que (los movimientos corporativos) no serán gratificantes para el mercado”. En cuanto a las posibilidades de que en el segundo semestre la situación mejore, el analista mantiene que “no hay indicios de que esto cambie en el corto plazo, no se esperaba tanto recorte para el mercado”. “Pensábamos que las elecciones ponderarían de forma positiva y no está siendo así”. “Tenemos una crisis financiera importante que creo que no ha terminado, consideramos que aún han de salir noticias por parte del sector financiero y no esperamos que sean positivas”. Además “las hipotecarias dejan clara la situación que hay en los bancos y habrá que estar muy atentos y rápidos, no confiamos en una recuperación inmediata del mercado ni de este sector”. De cara al inversor, Cadiñanos no apuesta por el largo plazo, “encontramos soportes y situaciones alcistas para el muy largo plazo pero esos soportes están muy lejanos y el mercado puede caer todavía con fuerza”. Según este analista, “uno de los sectores que pueden servir de refugio aunque habría que vigilarlo es el energético”, así mismo habría que poner atención “al financiero porque si esto se estabiliza podremos ver subidas importantes para el mercado”.”El sector energético, sólo para movimientos cortos, no para el largo plazo”, matiza Cadiñanos.