plan de contingencia de valores de bolsa española por el covid 19

España, con la curva de contagios y fallecimientos en la senda de su reversión, pero sin certificar aún con datos consumados el descenso de la meseta, ha levantado el veto económico sobre los sectores productivos no esenciales. Tras algo más de diez días laborales de hibernación. Aunque con la perspectiva de prorrogar otras dos semanas el estado de alarma que el Gobierno acaba de decretar con el visto bueno del Congreso. Es la crónica rápida del dilema existencial al que se enfrentan los gabinetes de todo el mundo. La búsqueda del equilibrio entre superación de crisis sanitaria y restablecimiento económico. Pero el mundo “se enfrenta a una crisis como ninguna otra”, como acaba de avanzar Kristalina Georgieva. A una recesión sin parangón desde el crash de 1929. A un deterioro fulminante, provocado por la pandemia del coronavirus, que ha alterado -enfatiza Georgieva en el tradicional discurso Curtain Raiser con el que cada máximo dirigente del Fondo Monetario da el pistoletazo de salida a sus cumbres semestrales, en Washington- “el orden económico y social a la velocidad de la luz”. Georgieva ofreció un dato esencial que revela la celeridad de los acontecimientos.

En unos meses, el FMI ha pasado de calcular un incremento de la renta per cápita en 160 de sus 189 estados miembros este ejercicio a revertir este horizonte cercano; ahora, piensa en retrocesos de los ingresos personales en 170 países. También desde la OCDE se alerta de la gravedad de la contracción mundial que, en España, se traducirá en una “potente desaceleración”, a tenor de los resultados de su célebre y eficiente índice compuesto de indicadores directores, que se ha instalado cómodamente por debajo del nivel 100 que limita las fases de bonanza de las recesivas y que anticipa con nitidez el estado económico de los meses venideros. En este mismo tono de suma preocupación se ha manifestado la patronal española. La CEOE ha cifrado entre el 5% y el 9% el retroceso anual del PIB, con un déficit público que se dispararía hasta cotas próximas al 11% del PIB en el escenario más adverso y una deuda superior al 115% del PIB. Un panorama que llevaría la ocupación a caer en cerca de un 5%, con casi un millón de empleos menos, mientras la tasa de paro escalaría hasta el 18,7%. Y que, en su cálculo menos optimista, relegaría la ocupación en un 7,3%, generaría 1,4 millones de ocupados menos y elevaría la tasa de paro hasta el 20,7%. 

Ante esta tesitura, las empresas españolas han reestructurados sus estrategias tanto en el orden financiero, como laboral, logístico o comercial. Así ven algunas de ellas estos nuevos vientos de recesión. 

 

Inditex

La prioridad para Inditex desde el inicio esta situación ha sido la de aplicar en todo momento las medidas preventivas y organizativas recomendadas por las autoridades sanitarias en todas las áreas donde operamos, tanto en tiendas como en sedes y logísticas. En el terreno financiero, ante la situación surgida a raíz de la expansión del Coronavirus Covid-19, el Grupo decidió provisionar 287 millones de euros, lo que modificó la cuenta de resultados del ejercicio 2019 (1 de febrero de 2019-31 de enero de 2020), reflejándose en el margen bruto. Teniendo en cuenta esta provisión, el beneficio neto de Inditex en 2019 fue de 3.639 millones de euros, un 6%superior al ejercicio anterior. La posición financiera neta a cierre de ejercicio se reforzó de forma importante, y alcanzó los 8.060 millones de euros, con un crecimiento del 20%, debido al fuerte desempeño operativo en 2019.

Asimismo, teniendo en cuenta esta situación actual de incertidumbre provocada por la pandemia, el Consejo de Administración de Inditex ha considerado que no se dan, en el momento presente, las condiciones necesarias para tomar la decisión adecuada sobre el reparto del dividendo decidido destinar a reservas la totalidad de dicho resultado y remitir, a un posterior Consejo de Administración previo a la Junta General de Accionistas que tendrá lugar el próximo mes de julio, la propuesta definitiva.

El Grupo mantiene temporalmente cerradas tiendas en distintos mercados, si bien ha reabierto ya la práctica totalidad de las tiendas en China y la venta online se desarrolla con normalidad en todos los mercados. 

Tal y como explicó el presidente de Inditex, Pablo Isla, en la reciente presentación de resultados del ejercicio 2019, “aunque es pronto para cuantificar el impacto futuro del brote en nuestras operaciones en 2020, Inditex monitoriza minuciosamente el desarrollo de la situación, con una confianza total en nuestro modelo de negocio y en su solvencia. La situación actual, generada por factores externos y temporales no cambia la visión a largo plazo sobre los fundamentales del modelo de negocio y su potencial de crecimiento”.

En materia laboral, el presidente ha dado instrucciones precisas para preservar todo el empleo, como “objetivo prioritario de la compañía”. En España, la compañía ha asumido con recursos propios el coste laboral de sus más de 48.000 empleados en España durante estas primeras fases de la crisis y declaración de Estado de Alarma. Asimismo, en el mismo nivel de prioridad, la compañía ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias, y de empresas y particulares toda la capacidad logística y de aprovisionamiento de la empresa para la adquisición y transporte del material sanitario. Durante estas primeras semanas, la cifra de material de protección sanitaria que se ha conseguido traer a España desde el comienzo de la crisis del Covid-19 asciende ya a más 35 millones de unidades. En esta cifra se incluyen adquisiciones realizadas por el Gobierno de España, Comunidades Autónomas, hospitales, aportaciones privadas de muchas empresas, donaciones particulares, y compras realizadas por Inditex y por la Fundación Amancio Ortega. Por su parte, la propia empresa se ha comprometido a adquirir y donar material por valor de 25 millones de euros y sigue en permanente coordinación con administraciones públicas y donantes privados para transportar la mayor cantidad de ayuda posible en varios vuelos semanales.

 

Banco Santander

El banco presidido por Ana Patricia Botín ha adoptado una serie de medidas para proteger y apoyar a sus clientes, entre las que se incluyen las siguientes: proporcionar liquidez a las empresas que afrontan dificultades, facilitar periodos de carencia en muchos de nuestros mercados y cerrar algunas sucursales para proteger a los clientes, al tiempo que garantizamos el servicio. A medida que la pandemia evoluciona en los diferentes mercados, Banco Santander reevalúa la situación a diario y toma medidas acordes con las necesidades específicas de cada país y cada mercado particular. Para proteger el bienestar de nuestros empleados -dicen en la entidad- “les hemos pedido que trabajen desde su domicilio siempre que sea posible”. En la actualidad, son más de 100.000 los empleados en todo el Grupo que ya trabajan desde sus hogares. “También hemos restringido todo desplazamiento y solicitado que se pospongan reuniones presenciales”.

"Algunos de nuestros empleados proporcionan servicios esenciales, incluida parte de la plantilla de la red de sucursales y de los equipos de los centros de atención a distancia (contact centres). Siempre que resulta factible reforzamos nuestros servicios para proteger por igual a nuestros empleados y a nuestros clientes para garantizar al mismo tiempo los servicios prestados a los clientes. En aquellos casos en los que nuestras sucursales permanecen abiertas, también hemos adoptado medidas adicionales para proteger a empleados y clientes, incluida la restricción en el número de personas que pueden acceder a la sucursal al mismo tiempo, el cierre de sucursales en determinados lugares y el establecimiento de horarios especiales de apertura". 

Para contribuir al esfuerzo global en la lucha contra la pandemia, Banco Santander ha creado un fondo destinado a proporcionar equipos y material, que se financiará mediante una reducción en la remuneración de la alta dirección y del consejo, así como mediante aportaciones voluntarias de los empleados de Santander. Su dotación será de, al menos, 25 millones de euros y se destinará a áreas que requieren atención inmediata, incluida la producción y compra de equipos médicos, ropa de protección y otros materiales necesarios para la atención de las personas afectadas por el virus, además de donativos a otras entidades y autoridades. De igual modo, “colaboramos con los gobiernos y las autoridades locales de cada uno de nuestros mercados para identificar las necesidades prioritarias y dar una respuesta adecuada”, con el fin de proteger los puestos de trabajo, en algunos mercados también nos hemos comprometido a no realizar temporalmente recortes de empleo. Esta medida se está adoptando localmente, dependiendo del impacto y de las necesidades particulares.

Al encontrarnos próximos al cierre, no esperamos sufrir un impacto relevante en los resultados del primer trimestre, que deberían estar en línea con los de los trimestres anteriores. Todavía es demasiado pronto para predecir el impacto a largo plazo, que dependerá de la evolución de la pandemia. En algunas áreas del negocio, la demanda de los clientes se ha incrementado de forma relevante. “Estamos trabajando intensamente para dar respuesta a las necesidades de los clientes del modo más rápido y eficiente posible, al tiempo que continuamos trabajando con una plantilla más reducida. También estamos muy agradecidos a los clientes por su apoyo y por su paciencia”.

Para garantizar que el banco disponga de la máxima flexibilidad posible y poder maximizar los préstamos y el apoyo a las empresas y las personas afectadas por la pandemia del coronavirus, el consejo ha aprobado la consolidación de todos los dividendos con cargo a los resultados de 2020 en una única propuesta de dividendo final, que se presentará a la junta general de accionistas para su aprobación en 2021, una vez que se conozca el impacto real de la pandemia. Esto significa que no se pagará el habitual dividendo a cuenta en noviembre de 2020. El banco cumple con los requisitos de capital para mantener su política de dividendos actual (es decir, el pago de entre el 40 y el 50% de sus beneficios) y, gracias a sus colchones de capital, se encuentra “en una posición cómoda para responder a los requerimientos normativos”. No obstante, el consejo se ha comprometido a revisar el pago del dividendo derivado de los resultados de 2020 con el fin de canalizar recursos para apoyar a las personas y empresas que lo necesiten. 

Banco Santander defiende la estrategia de adoptar distintas medidas en función de cada mercado. Porque “las circunstancias difieren dependiendo del instante en el que se encuentra la evolución de la pandemia; en cada uno de nuestros mercados estamos dando una respuesta acorde a sus necesidades particulares, decididos a garantizar que se apoya a todos nuestros clientes”. Si bien matizan que “existen ciertos protocolos que son aplicados en todos los países, incluidas las normas de restricción en los desplazamientos y reuniones, medidas higiénicas adicionales y la coordinación e intercambio de información”.

 

Banco Sabadell

En materia financiera, hay dos factores principales a tener en cuenta. El primero es que Banco Sabadell, por suerte, y gracias a la prudencia que siempre ha caracterizado a nuestra entidad, tiene liquidez suficiente para afrontar el actual paro económico. Además -aclaran desde la entidad catalana- “el BCE ha liberado 100.000 millones en muy buenas condiciones para que los bancos puedan prestar a empresas y particulares, un apoyo para las capacidades operativas de las entidades financieras que revierte en los clientes y a la economía en general”. El segundo factor es que los reguladores y supervisores están siendo más flexibles en cuanto a la morosidad, es decir, se entiende que la clasificación de los préstamos tiene que ser un poco más laxa en esta situación de parón temporal de las economías.

En materia laboral, Sabadell no ha adoptado ninguna medida por el momento. Los ajustes están siendo internos, es decir, si están balanceando las cargas de trabajo y reforzando las áreas que lo necesitan, como los call center o la de admisión y gestión de préstamos ICO, principalmente. Además, “se están tomando todas las medidas de protección y ayuda a la plantilla”. En cuanto a negocio y tecnología, la línea es la misma. “Se han reforzado los canales no presenciales (call centers, atención en redes sociales, refuerzo del uso de los canales online, entre otros) y las oficinas abren en un esquema similar al de agosto, con empleados trabajando presencialmente y otros teletrabajando de forma rotativa. Además, el banco ha elaborado y puesto en marcha un plan de acompañamiento con múltiples medidas para ayudar a sus clientes, con varias líneas de actuación. Desde la agilización de pagos a proveedores para evitar que tengan tensiones de liquidez, mediante el pago una vez a la semana a los proveedores de Banco Sabadell, con el fin de evitar posibles tensiones de liquidez que puedan tener, y en consonancia con la situación actual. Hasta la movilización de más de 3.500 gestores para que, de manera proactiva, se pongan en contacto con clientes y les asesoren, además de una línea de financiación de 15.000 millones de euros para atender las posibles necesidades de liquidez de negocios, comercios, pymes y empresas. 

Respecto a las empresas, se ha renovado las pólizas de crédito con antelación suficiente para evitar que se produzcan posiciones deudoras; se han implantado prórrogas de confirming o de factoring, descuento de facturas y financiación import/export, se ha actuado sobre préstamos hipotecarios y sin garantía hipotecaria y otorgando la posibilidad de aplicación de un periodo de carencia de capital para los próximos 6 meses, 

De igual forma, Banco Sabadell contacta con sus clientes más mayores para que no tengan que desplazarse a la oficina a cobrar la pensión, y ha movilizado a su red con el fin de proteger a sus clientes más mayores, ante la perspectiva de cobro de las pensiones. También en préstamos al consumo ha puesto en marcha la opción de acceder a ellos en varios segmentos. A particulares, a autónomos, a negocios y a empresas, con ampliación de créditos personales a 5 años al tipo de interés del préstamo consumo que tenga contratado y sin comisiones. Y se ha instaurado el aplazamiento del pago de hasta tres meses del alquiler social a aquellas familias que habiten en una casa acogida al Fondo Social de Vivienda (FSV) y se hayan visto afectadas por la Covid-19. En los casos de particulares directamente afectados por la crisis sanitaria, “estamos retornando el cobro de comisiones por servicios”. Y, entre otras medidas no lucrativas, “los empleados de Banco Sabadell hemos recaudado 5.000€ a beneficio de Save the Children con objeto de paliar los efectos colaterales de la pandemia en niños y niñas de familias en riesgo de exclusión” y, a través del modelo virtual del Proyecto Coach, “nuestros voluntarios darán soporte a jóvenes desfavorecidos para mejorar su empleabilidad futura”.

 

Bankia

La entidad bancaria presidida por José Ignacio Goirigolzarri asegura que, “al día siguiente de que el Gobierno español aprobase el Real Decreto-ley 8/2020 de medidas para hacer frente al impacto del COVID-19, Bankia anunció que estaba trabajando en medidas adicionales a las anteriores con la finalidad de adecuar en el muy corto plazo las necesidades financieras de sus clientes”. Y sólo unos días después, puso en marcha un amplio paquete de medidas para apoyar a sus clientes autónomos, pymes y grandes empresas, ampliando plazos en la financiación del circulante y lanzando soluciones de financiación puente, hasta que se han concretado las soluciones ICO, para hacer frente a los pagos de sus créditos a largo plazo. Una vez firmado el acuerdo con el ICO esta semana, Bankia ha lanzado un préstamo hasta cinco años para que pymes, micros y autónomos puedan incorporarse al programa de avales del Estado. En cuanto a particulares, Bankia ha adelantado varios días el cobro del paro y pensiones a sus beneficiarios. También ha elevado hasta 6 meses la moratoria hipotecaria prevista por el Gobierno, que está establecida en tres meses. Adicionalmente, Bankia ha lanzado un simulador on line para facilitar a cualquier interesado conocer si cumple los criterios establecidos por el Gobierno para acogerse a la moratoria hipotecaria. La entidad también está facilitando la moratoria en préstamos con garantía personal.

En materia laboral, Bankia no contempla ERTES. “Más del 90% de los servicios centrales y más del 50% de los empleados de la red de oficinas se encuentran teletrabajando. Además, en la red se han establecido turnos entre compañeros para asegurar la presencia física en las oficinas. Por otro lado, la entidad bancaria se ha comprometido a seguir pagando el servicio a proveedores, aunque por las actuales circunstancias no nos lo puedan prestar, “a cambio de que no hagan despidos”, explican fuente del banco. 

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Nunca antes un evento inesperado como ha sido la pandemia ha modificado tan rápidamente los criterios de inversión.

Bankia mantiene abierta la mayor parte de su red, al tiempo que “ha reforzado los canales digitales que tiene a disposición de sus clientes, a través de los cuales pueden relacionarse con los profesionales del banco y realizar su operativa habitual”, evitando así -aseguran- tener que realizar desplazamientos innecesarios. La entidad, además, ha decidido apoyar a sus clientes con ingresos domiciliados afectados por la crisis del coronavirus. Todos aquellos que, a la conclusión del mes de febrero, cumpliesen con los requisitos para quedar eximidos del pago de comisiones por los servicios o bien para abonar una tarifa reducida, “mantendrán las mismas condiciones, aunque hayan dejado de cumplirlos como consecuencia de la situación actual”. De igual modo, ha eliminado el cobro de comisiones por retirada de efectivo a débito a sus clientes en cualquier cajero automático del país, mientras siga vigente el estado de alarma, con la finalidad de facilitar la extracción de efectivo en el cajero más próximo. En este terreno, ha acordado incrementar, de manera temporal y mientras dure la crisis sanitaria, el límite de pago en operaciones sin contacto de 20 euros a 50 euros (sin solicitud de PIN). De esta manera se reducen las ocasiones de tocar el terminal al tener que teclear el PIN.

En materia tecnológica, la entidad financiera dice estar en permanente monitorización de todos sus sistemas con el fin de asegurar la operativa online y la atención a los clientes por todos los medios disponibles: red de sucursales, oficina internet, App, atención telefónica, ‘Conecta con tu Experto’, cajeros automáticos u otros. El banco “ha tenido que organizar en tiempo récord la infraestructura tecnológica necesaria para que las personas que teletrabajan puedan hacerlo de manera eficaz, entre lo que se incluye preservar la seguridad de todas las conexiones para evitar ataques”. En el ámbito de la ciberseguridad, “hemos llevado a cabo una campaña de seguridad con recomendaciones a los clientes para evitar el fraude en la operativa digital”.

 

Indra

“Ante la inminente declaración del Estado de Alerta en toda España por el Covid-19, Indra comenzó a facilitar el trabajo en domicilio a todos los profesionales sus profesionales el 11 de marzo. Solo 48 horas después, todos los profesionales que podían disfrutar de esta opción, que suponen más del 90% de la plantilla en España, estaban trabajando desde sus hogares”, afirman fuentes de la tecnológica española. 

Esta transformación incluyó la ampliación de la capacidad de las redes y usuarios concurrentes, asegurando la puesta a punto y el desarrollo de las herramientas de colaboración online, además de garantizar la disponibilidad y suministro de equipos físicos -portátiles, móviles y módems, en esencia- “para todos aquellos empleados que lo pudieran necesitar”. Todo ello ha estado basado en el plan de despliegue de capacidades y tecnología desarrollado previamente, y ha sido posible gracias a la profesionalidad y dedicación de sus empleados, sustentada por la experiencia que tiene Minsait como firma líder en digitalización de organizaciones y procesos. Conocimiento que, “apoyado por el expertise en las tecnologías más punteras, abre un nuevo paradigma de trabajo digital hacia el que trabajamos como empresa”.

La efectividad del modelo de trabajo a domicilio junto con el del resto de profesionales de Indra que trabajan físicamente en edificios de Indra o de cliente, hace que la compañía “garantice sus capacidades intactas y alto nivel de servicio a clientes y asegure la más alta protección de sus profesionales, además de facilitar un modelo de conciliación y atención a sus familias.

 

Unicaja Banco 

A diferencia de otros sectores, aclaran en la entidad financiera, el bancario está considerado un servicio esencial en el real decreto del Gobierno que declara el estado de alarma, por lo que, “en nuestro caso, operamos con normalidad y mantenemos activos nuestros canales, aunque con un especial refuerzo de las medidas de prevención”. En materia financiera, para garantizar el flujo de caja y asegurar los ajustes contables, Unicaja Banco “continúa su actividad habitual en estas cuestiones, teniendo en cuenta su situación holgada en materia de liquidez y solvencia”. En el orden laboral -explican fuentes del banco-, “aunque tras la respuesta a la limitación de desplazamientos establecida por el Gobierno para tratar de controlar la expansión del Covid-19, pueda haber, a priori, una menor actividad en las oficinas al acudir a ellas menos personas, sí hay, sin embargo, un aumento lógico de consultas de particulares, empresarios y autónomos, tanto para preguntar por medidas concretas a adoptar por Unicaja Banco como en relación con la aplicación de las acciones establecidas por el Ejecutivo”; en especial, sobre las medidas de moratoria para los colectivos en situación de vulnerabilidad o las líneas ICO de avales públicos”. Además, “hay determinadas cuestiones que tienen que seguir realizándose cada mes, como es, por ejemplo, el pago de las pensiones o de las prestaciones por desempleo, cuyo día de cobro, en ambos casos, adelantó Unicaja Banco para paliar las consecuencias de la crisis sobre los colectivos más vulnerables”. 

En materia de ventas de productos y servicios, “mantiene los mismos productos y servicios para particulares, empresas, autónomos, comercios e instituciones que antes de esta situación de emergencia, y, como no podía ser de otro modo, sigue estando a disposición del cliente y de sus necesidades concretas, que, evidentemente, en la mayoría de los casos, estarán determinadas por la emergencia actual. El objetivo de Unicaja Banco es ayudar a mitigar los efectos de la crisis generada por esta pandemia, y, para ello, se centra en el diseño de soluciones flexibles para sus clientes, especialmente para los más vulnerables. 

Además, la entidad trabaja para aplicar de la manera más eficaz las medidas adoptadas por el Gobierno, como son la moratoria, para los colectivos en situación de vulnerabilidad, en el pago de las cuotas hipotecarias de la vivienda habitual y de otros préstamos, o la línea ICO de avales públicos para empresas, pymes y autónomos.  

En cuanto a los comercios, destacar que Unicaja Banco ofrece, entre otras acciones, exenciones temporales de comisiones en medios de pago y facilidades para sus gestiones telemáticas. 

Respecto al área tecnológica, “estamos potenciando y recomendando el uso de medios y canales electrónicos como cajeros automáticos, banca digital (web y app) o pagos con tarjeta, además de la atención a través del servicio telefónico y de sus perfiles en redes sociales, en cumplimiento así de las estipulaciones realizadas por las autoridades sanitarias y oficiales”. Entre las medidas concretas que Unicaja Banco está aplicando en materia de cajeros y medios de pago para ofrecer mayor flexibilidad a sus clientes, destaca el hecho de que estos no tendrán que pagar comisiones por retirar efectivo a débito en ningún cajero automático del territorio nacional mientras dure el estado de alarma. Esta decisión fue adoptada junto a las demás entidades de crédito asociadas a CECA y tiene como objetivo que los clientes que necesiten retirar efectivo puedan acudir al cajero más cercano a su domicilio, independientemente del banco al que pertenezcan, reduciendo de este modo los desplazamientos. Además, a esta medida se suma “la ampliación temporal de 20 a 50 euros del límite del pago sin contacto en tarjetas y dispositivos contact-less, a fin de reducir las transacciones con tecleo del PIN en los terminales”.  

Por otra parte, y en cuanto a la ciberseguridad, “estamos recomendando a nuestros clientes desconfiar de correos electrónicos en los que se solicite información confidencial y se incite a realizar actuaciones relacionadas con datos personales, como tarjetas o cuentas bancarias o que alerten de posibles suspensiones o bloqueo de tarjetas o cuentas y, especialmente, de aquellos que utilicen el coronavirus como asunto”. En este sentido, “recordamos y hacemos hincapié en que nuestra entidad nunca solicita por teléfono ni por e-mail claves de acceso, números de cuenta o numeración de tarjetas de crédito o débito. 

 

Grupo Catalana Occidente 

Este consorcio asegurador ha tomado medidas de forma progresiva y de acuerdo con su protocolo de actuación, con objeto de hacer frente al Covid-19 en diferentes ámbitos: con la protección de nuestros empleados y colaboradores; garantizando la prestación del servicio y con el desarrollo de iniciativas para apoyar a nuestros clientes, explican en la firma. En este sentido, las primeras decisiones que el grupo tomó estuvieron destinadas a velar por la salud y seguridad de los empleados y colaboradores a través de medidas de prevención como las restricciones de viajes; de eventos internos; teletrabajo y también poniendo a su disposición información sobre el coronavirus, sus síntomas, así como las principales recomendaciones de las autoridades sanitarias. 

El Grupo Catalana Occidente también ha compartido todos estos mensajes con sus mediadores. De la misma forma, nuestros mediadores están informados de las novedades y medidas que el grupo va aplicando y al mismo tiempo, vamos resolviendo las dudas que nos plantean ante el escenario cambiante que plantea el Covid-19. “Todas estas medidas nos han permito seguir realizando su actividad y prestando servicio a sus clientes”. Además de desarrollar “distintas acciones destinadas a aliviar su situación financiera”. 

La entidad aseguradora también ha activado medidas destinadas a apoyar a sus clientes ante la excepcional situación generada por el brote de Covid-19 en España a través de las compañías Seguros Catalana Occidente, Plus Ultra Seguros, Seguros Bilbao y NorteHispana Seguros. Entre ellas, las destinadas a aliviar la situación financiera de los clientes se encuentran la ampliación de fechas en el pago de los recibos para aquellos que lo necesiten. Asimismo, “es posible liquidar los recibos mediante domiciliación bancaria o tarjeta, evitando así los desplazamientos de personas”, aducen fuentes de la compañía. 

En el ámbito de las coberturas, “las prestaciones por fallecimiento a causa del Covid-19 están cubiertas por las pólizas de vida y también en los seguros de decesos”. También están cubiertos los accidentes de automóvil durante el estado de alarma, tanto en seguros a todo riesgo como a terceros, en base a las condiciones contratadas, aseguran desde el grupo asegurador. Además, mientras dure el estado de alarma, todos los clientes tienen a su disposición un Servicio de orientación médica telefónica disponible 24 horas. Por otro lado, los servicios de reparaciones realizan actuaciones urgentes, siempre que las autoridades permitan el acceso a la vivienda, local comercial, etc. Adicionalmente, está disponible la posibilidad de realizar una peritación mediante vídeo para agilizar la actuación.

En materia laboral, el grupo ha ido adaptándose al escenario que planteaba el brote del Covid-19 desde que el brote estallara en China con distintas decisiones cuyo objetivo era velar por la salud y seguridad de los empleados y colaboradores como las restricciones de viajes; de eventos internos; etc., y también se ha facilitado información sobre el coronavirus, sus síntomas, así como las principales recomendaciones de las autoridades sanitarias. En paralelo, facilitó tareas de teletrabajo a cualquier empleado perteneciente al colectivo de riesgo (patología respiratoria, cardiológica, inmunológica, diabéticos y embarazadas), así como aquellos empleados con hijos menores a su cargo que se habían visto afectados por el cierre de colegios y escuelas. El pasado 13 de marzo el grupo comunicó la implantación del teletrabajo para todos los empleados en España de las compañías Seguros Catalana Occidente, Plus Ultra Seguros, Seguros Bilbao, NorteHispana Seguros, y Atradius Crédito y Caución. Gracias a los canales telemáticos habilitados, el Grupo sigue desarrollando su actividad y prestando servicio a sus clientes. De la misma forma, nuestros mediadores están informados de todas las novedades y medidas que el Grupo va aplicando y al mismo tiempo, vamos resolviendo todas las dudas que nos plantean ante el escenario cambiante que plantea el Covid-19. 

Respecto a la contribución corporativa del grupo a la lucha contra la pandemia, su Fundación, Jesús Serra, ha realizado una donación al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con el objetivo de impulsar la investigación de una futura vacuna contra el Covid-19. Aportación destinada a uno de los grupos de investigación del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC, que desde el pasado mes de enero está liderando, en colaboración con otros grupos de investigación nacionales e internacionales, varios proyectos para conocer la estructura de este coronavirus y abordar el desarrollo de vacunas, clave para proteger a la población frente a la infección. Además, el grupo se ha unido a otras firmas de distintos sectores para impulsar el lanzamiento de Beat the Vid, plataforma de innovación que busca aglutinar esfuerzos dentro del ecosistema sanitario para dar respuesta a los retos actuales derivados de la emergencia generada por el Covid-19, pero también a los futuros desafíos. Beat the Vid está abierta a start-ups, empresas, centros de I+D, universidades, etc. El único requisito es que sus participantes puedan dar respuesta a corto plazo a los retos propuestos en la plataforma. A nivel sectorial, el Grupo se ha sumado al fondo solidario para la lucha contra la crisis sanitaria del Covid-19. Con esta iniciativa las aseguradoras queremos reconocer el esfuerzo y compromiso de todos los profesionales sanitarios, que están en primera línea haciendo frente al brote de Covid-19, ofreciéndoles de manera gratuita un seguro de vida y un subsidio por hospitalización en caso de que resulten contagiados. El Grupo Catalana Occidente ha contribuido al fondo con una aportación de 2,27 millones de euros.

Por último, también destacar el apoyo a Save the Children para atender a familias cuya situación de vulnerabilidad se ha visto acentuada por el Covid-19, al no disponer ahora de los recursos alimenticios de los comedores escolares y del acompañamiento de profesores para sus hijos.

 

MásMóvil 

Grupo MASMOVIL ha puesto en marcha los planes de contingencia planificados en este tipo de situaciones para aumentar aún más la disponibilidad de nuestras redes. “En relación con nuestros empleados, ha implantado en sus centros de trabajo todas las recomendaciones realizadas por los organismos oficiales que incluyen un proyecto piloto de trabajo en remoto (teletrabajo) en sus centros de Madrid que “nos va a permitir proteger la salud de nuestros empleados y ayudar a conciliar con las necesidades personales”. Una iniciativa de información sobre el coronavirus y medidas de prevención, dotado de desinfectantes además de refuerzos en los servicios de limpieza, tests de medición de temperatura de los empleados, y la elaboración de un protocolo que, entre otros, establece criterios sobre la limitación de las reuniones presenciales y los viajes de trabajo.

En relación con los clientes de sus principales marcas y con el objetivo de contribuir a que esta situación sea lo más llevadera posible para sus usuarios, ha aumentado, a través de Pepephone, y de forma gratuita sus servicios 5 GB en todas las líneas y para todos sus clientes. Y MásMóvil L ofrece 3 meses de Sky TV de forma gratuita para todos sus clientes. Además, lanzamientos y promociones muy recientes también permiten a sus clientes pasar el confinamiento de la mejor forma. Así, Yoigo regala 3 meses de Sky TV y 3 meses de FlixOlé de forma gratuita a toda su base de clientes y Lebara ha añadido 12 países a sus tarifas con llamadas internacionales, “incluidas para que a los clientes les resulte más sencillo comunicarse con sus seres queridos”. Además, ahora los Gigas que no hayan consumido durante el mes se acumulan para los meses siguientes, sin ningún límite. Finalmente, la marca Llamaya ha añadido llamadas gratuitas entre todos sus clientes de prepago.

El Grupo MásMóvil, aclaran en la compañía, “ha tomado estas medidas como demostración de su responsabilidad con el entorno en el que opera” y con el objetivo de garantizar los niveles habituales de servicio para todos sus clientes. “Confiamos en que, en una situación como la actual, la protección de la salud de sus empleados y la conectividad, atención y resto de servicios de los clientes ayuden a que esta situación vuelva a la normalidad a la mayor brevedad posible”, desean desde la operadora.

Próximos Webinarios gratuitos

Estrategias de Inversión realiza 4 webinarios nuevos para los usuarios de Estrategias de Inversión. Aprende a poner un Stop, valores que más nos gustan en la bolsa, Indicadores Técnicos.

¡No te lo puedes perder!

Descubrelos pinchando aquí. 

Pide información