Javier Echeguren, gestor de BANIF, considera que el Gobierno “ya ha empezado a pinchar a las cajas” para que se tomen en serio el proceso de reestructuración.
En declaraciones a Radio Intereconomía, Javier Echeguren entiende que el proceso de reestructuración bancaria será “largo” en la medida en que “han puesto de plazo hasta el mes de septiembre, aunque ya parece que desde el Gobierno se les va pinchando”. Según Echeguren, “el anuncio por parte del Ejecutivo de que quien quiera salir a Bolsa necesitará, al menos, un 20% de capital, quiere decir que si usted quiere liquidez, debe tomárselo en serio y sacar un porcentaje importante”.  
 
Para ello, las cajas deberán tomar decisiones en los próximos meses con vista a su salida a Bolsa como “irse deshaciendo de las inversiones que tienen”, apunta Echeguren.
 
En cuanto a los planes del Gobierno, el gestor de Banif asegura que el verano será el momento en el que los mercados internacionales pongan su lupa sobre España puesto que es  “cuando se anunciaron los planes para reducir el déficit público. Seguimos teniendo muchísimo potencial en nuestra Bolsa y ahora lo que tiene que hacer el Gobierno es implementar los cambios anunciados y no desviarse”.
 
Aún así, a la Bolsa abre con nuevas caídas esta semana arrastrada por valores como BBVA y Santander que soportan en su cartera bonos de deuda pública. Según señala Echeguren, “nos siguen saliendo muy caras las refinanciaciones, aunque el dinero que nos prestan los mercados es muy importante para nuestro día a día. De momento, en la medida en que el Gobierno siga el camino pactado esa prima de riesgo debería irse rebajando”.
 
Situación diferente es la que encontramos en los mercados internacionales donde “los índices siguen bastante fuertes, sobre todo, americanos y europeos y eso que tenemos a los RSI en indicación de sobrecompra”. Mientras que en España “no hemos roto la barrera de los 11.000 puntos, en otras zonas siguen adelante y los mercados parece que están cómodos”. Tal es el caso de China donde hoy se han conocido nuevos datos sobre importaciones y exportaciones –que se incrementan más de un 10% respecto al año pasado- y que significa, para Echeguren, que “su crecimiento no tiene límite puesto que ya han adelantado como segunda potencia económica del mundo a Japón”, a pesar de que hay que diferenciar entre “el montante total y el PIB per cápita en lo que tardaran mucho más tiempo”.