Los mercados europeos abren la última sesión de la semana con subidas del 0,23% que, en el caso del DAX, le llevan a los 12.579 puntos. El FT-10 avanza algo más de tres décimas, y se instala en los 7.605 puntos, mientras que el CAC-40 abre en los 5.479 enteros. El Eurostoxx suma un 0,32%, hasta los 3.479 puntos mientras que el índice italiano supera las dos décimas de revalorización y marca en los 21.477 puntos su primer nivel. En una jornada en la que el euro se intercambia por 1.1580 dólares y el  barril de crudo Brent cuesta 73,28 dólares.

Ayer el mercado americano consiguió recuperar al cierre el tono positivo y cerró en sus niveles máximos del día. Los valores tecnológicos volvieron a liderar las subidas en Wall Street en un día en que Apple consiguió convertirse en la primera cotizada en alcanzar la capitalización de 1 billón de dólares durante la sesión.

En la sesión europea, la agenda macro se centró en la reunión del Banco de Inglaterra, que subió un 0,25% los tipos de interés aunque la sorpresa vino de que la decisión fuera tomada de forma unánime, “lo que podría poner a los inversores alerta por una posible inclinación del banco hacia una política monetaria más restrictiva. La indicación de que las próximas subidas serán graduales y limitadas, unido a las incertidumbres generadas por el Brexit, lo que hace más difícil que el banco central pueda seguir subiendo tipos en los próximos doce meses, mantuvo la calma de los inversores”, dicen los expertos de Link Securities.

Hoy, en la sesión, la agenda vuelve a ser intensa con la vista puesta en los PMI de gestores de compra del sector servicios además de los datos del mercado laboral en EEUU.  Las cifras correspondientes a la evolución de los salarios, por sus posibles implicaciones sobre la inflación, tendrán especial relevancia.

Con todo, los índices en Europa abren en positivo. Dentro del Eurostoxx50 lideran las subidas las acciones de ASM Holding que, al ritmo del 0,73%, se instalan en los 185,85 euros. BMW suma un 0,6% en la apertura, hasta los 81,72 euros, mientras que las acciones AB Inbev y Fresenius se cuelan en el podio con subidas superiores al medio punto porcentual.

Por el contrario, mayores caídas para Siemens, qu se deja un 0,6%, hasta los 113,44 euros, seguido de Vivendi y Essilor que comienzan la sesión en los 21,869 euros y los 125,20 euros, respectivamente.

En el lado empresarial, Allianz ha anunciado unos ingresos de 30.900 millones de euros, que suponen un 5,5% más respecto al segundo trimestre de 2017, con un beneficio operativo de 3.000 millones de euros y beneficio neto de 2.000 millones. La compañía ha mantenido las guías anuales.

Credit Agricole ha desvelado cifras del segundo trimestre por encima de las expectativas del mercado. Ingresos de 5.170 millones de euros, beneficio neto de 1.440 millones de euros con buena evolución del negocio de banca de inversión.

La entidad Royal Bank of Scotland ha anunciado un beneficio total de 3.400 millones de libras, margen de intermediación de 2.180 millones y ratio de solvencia CET1 que queda en el 16,1%, frente al 15,5% estimado por el mercado. La compañía además ha anunciado su primer dividendo en diez años de 2 peniques por acción.

Por su parte, Natixis anunció ayer al cierre unos ingresos de 2.580 millones de euros, superando las expectativas del mercado. Los ingresos de la división de Global Markets quedan en 457 millones y los flujos netos de la división de gestión de activos de 10.000 millones de euros. El beneficio neto fue de 580 millones de euros.

La reaseguradora suiza Swiss Re ha anunciado cifras por debajo de la estimación del consensos: beneficio neto de 1.010 millones, frente a los 1.170 millones esperado por el mercado,  y primas brutas suscritas de 19.590 millones, por debajo de los 20.340 millones estimados por el consenso.

Del lado corporativo, Heineken ha firmado un acuerdo de colaboración con China Resources. La cervecera holandesa vende sus operaciones en China y toma un 40% de la compañía holding CRH Beer Limited en una operación valorada en 3.100 millones de dólares.

Por último, Audi y Ericsson han anunciado un acuerdo por el cual ambas compañías unen esfuerzos para investigar el posible potencial de la tecnología 5G en la construcción de vehículos. Como primer test, Volkswagen, Audi y Ericsson van a probar la tecnología en dos robots de producción que funcionan por wifi, ha declarado Audi.