Han dado algún que otro susto a los inversores en este año que termina, pero sin duda, las protagonistas de Wall Street en 2015 han sido las compañías de biotecnología. ¿Tendrán recorrido en 2015?
A tenor de las rentabilidades obtenidas durante este 2014 hay una cosa que casi podría estar segura; será muy difícil que el próximo ejercicio sea igual de brillante. Más, si como muchos esperan la corrección sea algo más que seguro.

Recuerden las últimas caídas de este año en bolsa, cuando cualquier mínimo temor que corría por las venas del mercado terminaba con fuertes caídas para estas empresas.

Pero si hay que ser justos, lo cierto es que ningún sector ha acumulado en conjunto tanta rentabilidad como el de la biotecnología. ¡Bien por los que a pesar de los malos momentos siguieron apostando por ellas contra viento y marea!

Y es que en el año que hoy despedimos hay un nutrido grupo de empresas que van a poner el cartel de “cerrado por Nochevieja” con subidas de casi un 400%. Es más, hay un grupo de casi 30 empresas del sector que han terminado el año duplicando su precio.

Estas son las empresas con una revalorización de más de un 300%.

Ova Science: Termina el ejercicio con alzas de más de un 380%. Termina el ejercicio cerca de los 45 dólares y tendría potencial, ya que el consenso estima que su precio está en torno a 62 dólares por título.

Ova Science


Agios: Finaliza con alzas cercanas al 380%, por encima, eso sí, del precio objetivo del consenso. Es decir, después de haber conseguido llevar su capitalización por encima de los 4.000 millones de dólares, el camino podría haberse acabado para la empresa.

Radius:
Sube más de un 370% desde el uno de enero y aún tendría recorrido, ya que cotiza en torno a los 40 dólares por acción y el consenso le otorga un precio de 45 dólares por acción. Con todo, el potencial es ridículo al lado de las alzas de este año. La compañía comenzó a cotizar en verano de este año a un precio de 8 dólares por título.

Receptos ha subido casi un 350% desde principios de año, aunque gran parte de esta subida se ha producido a partir de finales de octubre. En la actualidad cotiza muy cerca de sus máximos de un año. Su precio, no obstante, está todavía por debajo de los 144,50 dólares que le otorga el consenso como precio objetivo.

Bluebird: Sus accionistas se frotan las manos con una revalorización anual de casi un 330%. En la actualidad cotiza ligeramente por debajo del precio objetivo de 102 dólares que le otorga la media de analistas que sigue el sector.
TG Therapeutics: Se aprecia más de un 310 desde que comenzó el ejercicio y podría subir más de un 40% más, si logra alcanzar el precio objetivo que le otorga el consenso y que está en 23,20 dólares por título.

Prosensa: Para los que aún sigan leyendo y no hayan dejado esta noticia con el ánimo destrozado, queda todavía una acción que se apunta un 300%, es decir, con la que hubiera conseguido cuadruplicar su inversión. La empresa cayó con fuerza el año pasado y gran parte de las subidas se han producido por una oferta de compra.