Hace ya 17 años que los ETF´s nacieron en EEUU; a punto de cumplir la mayoría de edad en algunos estados al otro lado del Atlántico, en España recién les quitamos los pañales. El niño está sano y crece con fuerza; según datos de BME, la actividad de este producto financiero ha crecido un 140% desde que aterrizara en nuestro país, allá por 2006 de la mano de Barclays Global Investors.
A nivel general, BlackRock, una de las gestoras más importantes a nivel global se mantiene conservador en cuanto a las perspectivas económicas de lo próximos años. Los países desarrollados van a crecer por debajo de la media aseguran. Todo ello por el simple hecho de  que no se ven políticas que den lugar a creación de empleo.
 
En cuanto a los cambios regulatorios, el director general para Iberia de la empresa,  Armando Senra, asegura que no se ven reglas claras de cómo va a quedar el marco legislativo, lo que nos lleva a una situación de incertidumbre que provoca que la liquidez disponible en las empresas no se destine a inversiones, lo que en última instancia nos devuelve al párrafo anterior.
 
Pese a todo ello el mercado de ETF´s (exchanged traded funds) ha experimentado un brutal ascenso en los últimos 4 años. Un ascenso que no pasó desapercibido para los responsables de BlackRock, empresa con sede en Nueva York y que opera en le mercado español desde 1994, y que decidió hacer, en palabras del Armando Senra, “una ampliación estratégica haciéndose con Barclays Global Investors”; esto incorporó a BlackRock la mayor plataforma de ETF´s del mundo, iShares.
 
De momento el cliente sigue siendo principalmente institucional, se apunta desde BlacRock. Y es que los productos ETF´s deben ir tomando posiciones en un mercado conservador como es el español, no sólo en cuanto al cliente se refiere también los distribuidores necesitan cierta formación.