A pesar de que parecía que el día terminaría con el Ibex 35 en el terreno positivo, al final el selectivo español se vio arrastrado por la volatilidad y cerró el viernes con un recorte del 0,18% que le deja por debajo de los 8.000 puntos y la semana le resta a nuestro selectivo casi un 10%. En opinión de Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro AF “parece que el Ibex no quiere recuperarse y vuelta la burra al trigo, no hay forma de verle recuperar las pérdidas que ha tenido”. El selectivo “intenta sujetar los precios al nivel de los mínimos del mes pasado, pero no está siendo así en el resto de indicadores”. El experto recuerda que “el Dow alcanza los mínimos de marzo 2003 y todo apunta a que quiere acercarse a la zona de 7.200 puntos y el S&P ya ha perdido el nivel de octubre de 2002 cuando tocó los 766 y venía desde los 1550 puntos”.
Para Rodríguez, “esto no apunta nada bien, que pierda esos niveles es muy preocupante”. “La situación macroeconómica no es buena –recuerda el analista- y nos indica que no se ve un horizonte que nos lleve a una recuperación económica en el medio plazo”. “Muchas medidas, mucho politiqueo pero no ocurre nada y el mercado castiga duramente esa situación”. El director de renta variable expone que “no vemos fondo y seguimos apostando a la baja por lo que quienes estén posicionados cortos que sigan así y el que quiera comprar que se abstenga hasta que no veamos una clara recuperación que podría ser más clara a mitad de diciembre, aunque no sabemos cuándo comenzará”. “La liquidez es la mejor herramienta, el que la tenga que no se gaste ni un duro porque es condenar al capital a entrar en ventas, hay que estar fuera del mercado”, resume Rodríguez.

El analista técnico explica que “hay que mirar los mínimos de agosto si perdemos los del mes pasado podríamos ver la zona de 7500 puntos como primer nivel”. “Si perdemos esa cota el siguiente son los 6.600 y estaríamos hablando por último de los 5.200 puntos que ya comienzan a comentar otros analistas”. “Es factible –reconoce el experto- que lleguemos hasta ahí porque en enero estábamos en 16.000 puntos y nadie apostaba a que a estas alturas estaríamos por debajo de los 8.000 puntos”. Así que “la idea no es descabellada”. “Mientras no se pierdan los 7.550 puntos tenemos cierta esperanza que no nos vayamos a mínimos de 2002” pero hay que recordar que “el S&P 500 sí lo ha perdido y el recorrido a la baja podría llevarle a los 730 puntos, el siguiente soporte estaría en los 600 puntos”. Al final Rodríguez matiza, “el cierre semanal ha sido realmente malo”. 

Para este experto, “la recuperación en el corto plazo pasaría por ver cierres por encima de 8.200 puntos, es el hueco bajista que dejó en la sesión de ayer”. “Una recuperación mayor sería romper la resistencia del 9.900 y mientras no sea posible que la rompa no hay nada claro ni que nos diga que vamos a tener una recuperación”. “Cuando veamos que los que mueven el mercado interpretan en positivo los datos veremos una recuperación pero los 8.210 y 9.900 puntos son las dos resistencias a tener en cuenta” para ver un cambio de dirección del mercado según este analista.

Para entrar en renta variable, Rodríguez matiza que “el problema es encontrar el pelotazo, yo lo tengo difícil para localizarlo porque es información que alguien la conoce antes de que salga al mercado de forma oficial”. “No sé quién será y cómo lo hace porque no dispongo de esa información y no puedo hablar de ningún pelotazo” así que “no me atrevo a recomendar nada”. “Hay un título –matiza- que técnicamente ha sabido respetar el soporte, que se ha mantenido muy bien en la zona de 13,80 euros y de ahí ha recuperado por lo que podría ser una oportunidad de entrada y tener un recorrido medianamente al alza”, establece.