Recomendamos a medio sectores como las telecomunicaciones, eléctricas, farmacéutico o alimentación, dejando de lado sectores de alto riesgo como el constructor. Si, por el contrario, lo que se busca es aprovechar los rebotes, nos estamos acercando a nuevos suelos en el entorno de los 10.800 a los 11.000 puntos con escaso volumen de negocio que permitirán asumir nuevos riesgos.
Desde mayo estamos inmersos en una fase correctiva de medio plazo detrás de la que se hallan las dudas sobre el escenario macro con aspectos como la inestabilidad de los tipos o el suave aterrizaje económico norteamericano. Y esto no se resolverá hasta después del verano. Ahora lo que debemos analizar es si estos movimientos serán laterales, en el rango de los 10.800 a los 12.000 puntos del Ibex, o serán más fuertes, siendo esta última hipótesis la que desde MG se maneja.