La recuperación que ha tenido el dólar en las últimas semanas “ha impulsado a los índices” y, junto con los buenos datos de PIB y desempleo en Estados Unidos, “han generado la opinión de que el mercado asiste a una ralentización menor”, asegura José Lizán, analista de Nordkapp. Este experto sin embargo mantiene la cautela puesto que “el panorama en España es el más desalentador”, con bajadas de estimaciones de crecimiento que advierten de que la desaceleración económica es más rápida de lo esperado. Respecto al Ibex 35, para Lizán “aquellas compañías con diversificación internacional – Telefónica, BBVA o Santander- presentan fuertes crecimientos en Latinoamérica que les permite mantener resultados”. Sin embargo, aquellas que se nutren de la demanda interna “se verán más penalizadas”.
Los recortes que viven los títulos de Telecinco son lógicos “después del rally del 10% que ha vivido gracias al tema del dividendo”. Algunos inversores se han salido “ante la previsión de fuertes recortes tras el pago del dividendo”. Para el experto de Nordkapp “las perspectivas del sector media- aunque Telecinco es líder de audiencia y es de los que mejor posicionado está – siguen deteriorándose”. Es por ello que prevé que la cotización de la compañía “tomará beneficios”. La subida de Técnicas Reunidas, aparte de la mejora de precio objetivo otorgada por Merril Lynch, es por la concesión de un contrato en Grecia por 150 millones de euros. Sin embargo, Lizán asegura que “este es el primer paso para un contrato de 1.000 millones de euros”. Dados los niveles actuales del crudo, y ante una eventual revalorización, “nuevas estructuras son necesarias y será un buen año para el negocio de la compañía”. El movimiento de Iberdrola “sería muy agresivo en cuanto al apalancamiento, pues exige necesidades de inversión que rondarían los 20 millones de euros”. Esto le haría un gigante europeo con unos ratios de endeudamiento bastante fuertes. En caso de que la operación saliera adelante, “la acción sufriría porque sería una inversión importante que, dada la situación del mercado financiero, podría suponer un problema muy arriesgado”. Las recomendaciones de Lizán pasan por Almirall “que es una compañía bien gestionada que ha sufrido mucho pero tiene un pay line de la compañía es bueno y tiene un call con potencial de 7.500 millones de euros en ventas potenciales. Además, señala este experto, las investigaciones y el desarrollo presentenes “lo hacen una clara oportunidad de compra”.