La penalización que vivieron ayer los índices – y en especial el sector financiero – no creo que tenga que ver con el levantamiento de la suspensión de los cortos “pues hasta hace bien poco han ido realmente mal por lo que no era consecuencia de ello”, reconoce Roberto Moro, analista de Apta Negocios.
Es un merado muy dubitativo que “no sabe bien dónde ir con unos mercados americanos cada vez con más divergencias. El Dow Jones no rompe por encima de los 12.900, el Nasdaq imparable pese a la vela tan fea que nos dejó antes de ayer y un sectorial bancario que no sabe bien a qué carta jugar, si romper por encima de la resistencia de 117 o por debajo”. Hay muchas dudas, los mercados europeos “son incapaces de romper por encima de su resistencia. El único, el DAX. La clave a corto plazo nos la dará el Eurostoxx, si confirma cierre por encima de 1500 puntos, acompañado de un sectorial bancario de 120-121, todavía podemos pensar en una continuidad alcista, escenario que no me parece muy probable”.

Prisa. Sigue con la secuencia en la que “no es capaz de superar los 0.97 euros, primera resistencia importante. Con precios de cierre por encima de ese nivel podríamos pensar que el precio quiere hacer algo diferente”. Si se está dentro del valor, sólo con precios de cierre por debajo de 0.69 euros, empezaría a plantearme la permanencia o no en el valor.

Bankia. Tengo la sensación de que no va a subir de forma consiste y buscar la zona de 3.70 euros. Ayer perdió los mínimos, en 3.15 euros, de modo que ahora hay que situar el contexto inmediato del valor en el sentido de que si vuelve a cerrar por debajo de 3.09 euros hay que quitárselo de encima. Sólo tendrá fortaleza si el mercado se lo permite y empieza a ver precios por encima de 3.21 euros.  El sector financiero tiene "su spropias miserias y lo estamos padeciendo, por lo que no creo que lo que estamos viendo tengan mucho que ver con la prohibición de los cortos".

Iberdrola. Es probablemente el título más aburrido del mercado español moviéndose entre 5-4.40 euros, yo no detecto la más mínimo estrategia posible en el valor que “ahora está metido en un triángulo simétrico con el precio cada vez más cercano al vértice, por lo que se prolongará la lateralidad tan tediosa” . El único problema que pueden tener los que estén dentro es un aburrimiento mortífero.

Alcatel. Debemos pensar que el último gran latigazo bajista, que comenzó en la zona de 4.23 euros, no ha sido corregido ni siquiera en el 38.2% en la zona de 2.30 con lo que margen tiene y de sobra. Creo que el nivel por encima del cual se pueden tomar posiciones son los 1.79 euros, estableciendo un par de cierres por encima de ese precio o uno semanal, un valor en el que queda mucho recorrido por completar.

Ferrovial. Creo que es un valor más para esperar, de hecho cada vez que se acerca a 9.50 euros es para tomar posiciones cortas, así ha demostrado ser la estrategia en los últimos meses. Es una resistencia fuerte y, a no ser que los mercados reaccionen con fuerza, no estaría. Para tomar posiciones compradoras aguardaría hasta zonas dentro 8.80-9 euros, lo que nos dé una ocasión de entrada en primer lugar para posiciones especulativas porque seguramente el acercamiento a esa zona coincidirá con un Ibex por debajo de los 8.500 puntos. Y con el índice en ese nivel, no me plantearía nada.

Acciona. Está falta de tendencia. Mientras aguante por encima de 60 las mantendría pero es incapaz de buscar niveles por encima de 65 euros, tiene la resistencia en los 70 euros, y a corto plazo manifiesta debilidad por eso. Fijarse más en soporte de 60 por debajo del cual habría que salirse.

Repsol. Ha sido una de las mejores estrategias de cortos que hemos planteado en los últimos mses y sigue funcionando bien, mientras no recupere por encima de 21.50 tiene más probabilidades de ir a buscar los 20 e incluso los 19 euros.