El Ibex 35, a pesar de comenzar la sesión con repuntes, no pudo con la apertura a la baja de Wall Street y firmó hoy un nuevo mínimo anual en los 10.661 puntos. En opinión de Luis Lorenzo, analista de Difbroker “empezamos muy bien el día con otra nueva aspirina de EEUU con el rescate de AIG y subiendo un 1%” pero “a mediodía el selectivo se ha venido abajo con una fuerza increíble y ha recortado desde los 11.100 casi 500 puntos”. Lorenzo mantiene que el nivel a vigilar serían estos “10.600 puntos que coinciden con el 50% de retroceso de toda la subida del ciclo desde 2003” y “podría ser una zona de rebote”. El experto apunta a que hay que fijarse en cómo “cierra EEUU y el siguiente objetivo serían los 10.000”.
Sorprenden hoy las caídas de AIG que cotiza con fuertes caídas y es que para Lorenzo “lo que pasa es que hay algo que todavía no ha salido”. Además, “el primer rescate de Bearn Stears tuvo como consecuencia un repunte muy fuerte, el siguiente rescate tiene un efecto menor y finalmente el efecto se agota”. “Llega un momento en que el efecto de la FED es nulo –explica el analista- y el problema es más grave, no consiste sólo en privatizar empresas”. De vuelta en el parqué los dos grandes bancos también sufrieron la desconfianza de los inversores, BBVA y Santander “están sufriendo la desconfianza porque el mundo financiero está muy globalizado y toda empresa tiene productos en otros bancos como es el caso de Lehman que hay que tres bancos con exposición a él y entre ellos BBVA”, explica el experto. “Se genera desconfianza y se acaba vendiendo”. Algunas fuentes del mercado apuntaban a que Santander fue castigado por ser un posible comprador, incluso haciendo alusión a WaMu pero para el analista “sólo es un rumor y ya veremos si sale algo más concreto”. Lo que está claro y sobre la mesa es que “el sistema bancario va a cambiar porque cae mucho y está jugando con el dinero de cada persona”. Otro de los valores protagonistas del día fue Inditex que presentó hoy unas cuentas por debajo de lo esperado. La gallega recuperó un 0,94% aunque subió a lo largo del día con más fuerza. Para Lorenzo “aunque sus cifras han sido peor de lo esperado, se ha tenido en cuenta las buenas previsiones para el siguiente semestre”. Un caso parecido es para el experto el de Ferrovial porque “ha subido cuando el mercado subía y salió la noticia de la venta de Gatwick” y es que “cuando sube el mercado recoge con más fuerza las buenas noticias” aunque recortó ganancias al hilo del mal tono del cierre del selectivo. El analista mantiene que es “mejor no invertir” porque “habrá más volatilidad y no sé si aguantaremos los soportes”. Además “hay demasiados rumores y si consiguiéramos aguantar este soporte, nos fijaríamos en valores con riesgo como los del sector fianciero que tendrán que tirar del rebote”. Así mismo “recomendamos vigilar Indra y Gamesa porque las dos intentan romper el canal bajista”. Aún así Lorenzo reitera que “hay que tener mucha precaución porque habrá mucha volatilidad”.