Explican los expertos de Merrill Lynch que “cuando el BCE compra renta fija, los inversores optan por la renta variable”. Recuerdan que la entidad monetaria ha pasado su primer “test de credibilidad” al invertir 60.000 millones de euros en el mes de marzo en la compra de activos de renta fija.


Esto ha provocado la llegada de cifras récord de dinero a las bolsas del viejo continente. Según los cálculos de la entidad, en las primeras 14 semanas del año se ha contabilizado la entrada de más de 51.000 millones de euros, lo que supone el mejor inicio del año en la historia.


Si el dinero continúa llegando a este ritmo, la renta variable podría recibir unos 190.000 millones en el conjunto del ejercicio
”, explican en Merrill Lynch.

flujos extrapolados


En la firma apuntan también que los bonos con grado de inversión europeos también han tenido un gran comportamiento, con el recibimiento de flujos por un importe de más de 22.000 millones de euros. A este ritmo, podría terminar el año con casi 90.000 millones de euros más que al comienzo del año, lo que implicaría un aumento de los flujos de casi un 30% con respecto al año pasado.

Los flujos dirigidos a bonos soberanos europeos han incrementado por tercera semana consecutiva, a pesar de que algunos países como España ya han comenzado a pagar intereses negativos por algunos vencimientos.
Según Russ Koesterich, de BlackRock, afirma que “actualmente el 25% del mercado de bonos soberanos europeos cotiza ahora con cupón negativo. En Alemania es el bono a ocho años y en Suiza el de 10 años”, explica.

flujos por sectores


Quizá le interese leer, Koesterich: Hay valor en el High Yield