Faltará papel en el mercado como cualquier Semana Santa y lo cierto es que se está haciendo notar en tanto movimiento brusco. El Ibex 35, que comenzó los primeros compases con ganancias, se juega a media sesión los 10.100 puntos debido a las pérdidas de valores como Sacyr y la banca mediana al completo. 
 
Europa se ha vuelto una inconformista y a sus bolsas no les ha servido las ganancias al cierre ni de Nueva York, primero, y de Asia, después, para volver al terreno positivo. Las subidas de primera hora de la sesión se han esfumado después de conocer el decepcionante dato de confianza alemán ZEW. El consenso del mercado esperaba una lectura de 45 puntos y resulta que ha bajado finalmente desde los 46,6 del mes anterior a los 43,2 de este.

Cotización IBEX 35 (FUENTE: Ei)


Pero el indicador de condiciones actuales sube de 51,3 a 59,5 cuando se esperaba 51,8.

José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de Estrategias de inversión, considera que este martes es casi una repitición de lo que vivimos a estas horas en la sesión de ayer. Pero, ¿qué muestran los índices? "El futuro sobre índices tanto del alemán como del español, se pueden observar hombro cabeza hombro invertidos pero hoy hemos sido incapaces de poder superar las líneas claviculares, lo que también ha enfatizado que se cierren algunas posiciones buscando esa superación", comenta Cárpatos. 


Ibex 35
El selectivo nacional carece de fortaleza suficiente como para garantizar la consolidación de los 10.100 puntos...y menos tras la sesión que vivimos ayer. Martes Santo y nueva penitencia dado que el selectivo nacional engrosa sus pérdidas hasta poner en riesgo ese nivel. 

¿Quién está detrás de la caída? Las ventas se centran, sobre todo, en Sacyr que firma su cuarta jornada consecutiva de pérdidas y también en la banca mediana. Vuelve a caer, por cierto, nuevamente Gamesa otro 2% y pierde nuevamente los 7 euros, un nivel perforado ya en la sesión de este lunes cuando se dejó al cierre un 5,5%. 

Bankinter es el valor financiero más bajista de esta sesión con una caída del 2,8% que le lleva hasta los 5,47 euros por acción. Viene acompañado por el Banco Popular que retrocede otro 2%, de Bankia (-1,74%) y del Banco Sabadell (-1,7%). 

En verde el único valor que permanece realmente con fuerza es ACS, que suma más de un 1,58%.