Ni una sopresa. Tal y como se esperaba la sucesora de Bernanke hará un discurso totalmente dovish y afirma que mantendrá la política de estímulos hasta que la economía demuestre más fortaleza.
 “Nuestro país ha atravesado un largo periodo desde los oscuros días de la crisis financiera, pero aún tenemos mucho camino por recorrer. Creo que la Reserva Federal ha hecho un progreso muy significativo para conseguir todos sus objetivos, pero aún tiene mucho trabajo por hacer”.  (Ver testimonio de Yellen)

Así comienza el discurso de la próxima presidenta de la FED, Janet Yellen, que la Reserva Federal ya ha publicado antes de su testimonio hoy en el Senado, donde debe de ser confirmada.

Los que esperaban un discurso dovish de Yellen no terminarán decepcionados con el discurso. Sin duda lo es. Es más, la sucesora de Bernanke afirma que los estímulos continuarán mientras que la economía estadounidense siga creciendo por debajo de su potencial.

Con todo, Yellen ha seguido fielmente lo que se esperaba de su discurso y, como no podía ser de otra manera, el empleo ha sido su principal tema. (Ver: Temas recurrentes de Yellen)

La próxima presidenta de la FED afirma en su discurso que la economía es ahora más fuerte y que sigue mejorando. Y lo ilustra con las cifras de desempleo cuando asegura que el sector privado ha creado 7,8 millones de puestos de trabajo desde los momentos posteriores de la crisis en 2010. Habla también de la mejora del sector de la construcción y la industria automovilística. Nada nuevo con respecto a los últimos comunicados de la FED, ni a las palabras de Bernanke en sus últimas intervenciones. Por cierto, hoy Bernanke también hablará. (Ver discurso de Bernanke)

¿Qué le dice Yellen a los miembros del Congreso que tendrán que confirmarla como sucesora?

Afirma que está comprometida a usar el papel de supervisor y regulardor para reducir los riesgos de una nueva crisis financiera. Apunta que cree que las normas que controlan el capital y la liquidez de los bancos y una estricta labor de supervisión son herramientas necesarias para enfrentarse al problema de los bancos sistémicos a los que ella sigue llamando en su discurso “too big to fail”. También apunta que tendrá en consideración las diferencias de las entidades más pequeñas cuando pongan en marcha la nueva regulación.

Pero en lo que más importa a los mercados, la política monetaria, Yellen afirma que apoya las medidas tomadas por la autoridad monetaria y apunta que si el Senado la confirma, continuará con ellas. Así, reitera que “apoyar la recuperación ho yes el major camino para retomar la política monetaria”.