En el marco del sexto Trading Room dos de los más reputados gestores de bolsa española de nuestro país, como son Joan Grau, de EDM Gestión, y José Ramón Iturriaga, de Abante asesores, nos han desvelado dónde ven las mejores oportunidades de inversión en nuestro mercado. 

Joan Grau, gestor del fondo EDM Inversión, se caractertiza por basar su filosofía de inversión en el análisis profundo de las compañías, en las tripas de las cotizadas españolas. A lo largo de estos años ha evitado la inversión en bancos y, a futuro, seguirá haciéndolo, pues “por capacidad de generación de futuros beneficios no les vemos atractivos”. En cambio, sí se fija en otras compañías, aquellas que en donde “las tasas de generación de rentabilidad están por encima del 14%, y del 10% por beneficios, y tienen un equipo directivo de calidad”.

Precisamente, estas compañías con buenas perspectivas comienzan a abundar en nuestro mercado, beneficiadas por tres drivers:
- El más grande es la caída que ha tenido el euro
- La caída del precio de la energía
- Créditos baratos que favorecerán que en 2015 2016 haya caídas de costes financieros importantes

Además, una vez detectadas estas compañías, Joan Grau recomienda “invertir con un horizonte de largo plazo para que, si en el transcurso de su inversión sucede un imprevisto, haya tiempo de que la renta variable supere ese escollo pues, a largo plazo una inversión en renta variable siempre es alcista y supera a cualquier tipo de inversión alternativa”. ¿Qué se entiende por “largo plazo”? “hemos visto que en 5 años el inversor suele obtener rentabilidad, no perder dinero y superar a las de las inversiones alternativas”.

En resumen, “es momento de apostar por la renta variable española y las personas que están esperando a ver qué pasa en el panorama político español para invertir, se equivoca. Ya hay oportunidades por la mejora del ciclo y los beneficios”.

Precisamente, José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores y de los fondos Okavango Delta y Kalahari Alpha, comenta que “una situación de populismo político en España es un riesgo mayor que el populismo griego, pero no creo que en España haya posibilidad de que el país sea ingobernable. Un 15% de la población podría votar a Podemos, pero la representación en el Congreso sería de entre 40-50 diputados en las Cámaras debido a la Ley D'Hondton. Al final, 2/3 partes del Congreso van a estar en manos de los dos partidos tradicionales, y eso es lo que verá Europa”.

Además, los españoles podríamos estar desaprovechando un fantástico momento para invertir en nuestra bolsa que, sin embargo, los de fuera ya lo están aprovechando: “los propios españoles nos estamos viendo mucho peor de lo que nos están viendo fuera. Muestra de ello son por ejemplo la entrada del mexicano Carlos Slim en Realia o las compras de inmobiliario de Cerberus. Los extranjeros se están dando cuenta del valor que hay en España”.

Razones para apostar por la renta variable española, según Juan Ramón Iturriaga:
- El incremento de ingresos y la recuperación del ciclo no ha hecho más que empezar y por ello se abre una ventana de oportunidad para invertir en España
- La macro y la micro dan soporte para que tengamos varios años de bolsas alcistas
- El euro ha venido para quedarse y la macro está mejorando y trasladándose a las bolsas. Quien no lo quiera creer, se lo perderá, pero no seré yo
- El Ibex 35 no está caro y menos en este entorno de tipos de interés

En este sentido, ¿dónde ve el experto las oportunidades concretas en nuestro mercado? “en bancos y aseguradoras, que están cotizando con más descuento que las eléctricas y las de alta rentabilidad por dividendo; también en televisiones y hoteleras, que también cotizan con descuento pues, aunque hablemos de que la economía española va a crecer en próximos años al 2%, no se ha reflejado en estas compañías; y en otras compañías como Inditex o Amadeus, donde creo que puedo pagar 20 veces beneficios, o la SOCIMI Merlin Properties, que acabo de incorporar a cartera”.

Iturriaga cree que “por los bancos buenos habrá que pagar 2x valor en libros. Además, la mejor forma de jugar los beneficios que aportará el QE y el crecimiento económico nacional es apostar ahora por la banca doméstica centrada en el negocio nacional”.