Inmocaral está subiendo con una fuerza insólita. Se encamina hacia la zona de máximos históricos de 4 euros. Los inversores a corto deben seguir los mínimos diarios y, en caso de que en el cierre se pierdan los mínimos de la jornada previa, recomendaría vender porque tan fácil es subir con fuerza como caer. Se debe mantener el objetivo de 4 euros/acción y si los supera puede iniciarse una subida libre. Por lo tanto, en este valor debemos movernos combinando la tranquilidad con la prudencia.
Todo apunta a que va a seguir escalando posiciones en el selectivo. A corto plazo, la sobrecompra que veíamos nos inducía a pensar en una clara corrección de la última subida, que verticalmente se lanzó de los 11.970 a los máximos anuales en que nos hallamos, los 12.280 puntos. Mientras no perdamos el nivel de inicio de las alzas, los 11.970. podemos ver mayores subidas, pero si los perdemos podemos caer puesto que esta referencia marca la línea divisoria entre el escenario alcista y el bajista.