La compañía obtuvo unas pérdidas de 692 millones de euros, frente a los números rojos de 92 millones de euros de hace un año.
 
Este aumento dse debe a las provisiones realizadas durante este ejercicio para cubrir, entre otras cosas, los costes de reestructuración de la plantilla. Solo este año se han despedido a 2.000 personas.

Provisiones indra

 
Por otro lado, las ventas de Indra se han reducido en un 2%, hasta 2.850 millones de euros. Tanto los ingresos, como los números rojos han sido mucho peores de lo que estimaba el consenso, que esperaba pérdidas de 521 millones euros y ventas de algo más de 2.900 millones de euros.
 

En la firma explican que “excluyendo la estacionalidad del negocio de Elecciones, las ventas en 2015 habrían estado en niveles prácticamente similares a los del año anterior (-1%). En el cuarto trimestre la caída de las ventas se ha acelerado (-6% en moneda local; -8% reportado) debido básicamente al peor comportamiento relativo en el trimestre el negocio de la tecnología de la información (-14% en moneda local), especialmente en Latam y España, como consecuencia de una política más selectiva en nuestra contratación”.

Beneficio Indra

En realidad, el único segmento que ha experimentado una mejora de las cifras de ventas este año ha sido el que corresponde al sector financiero.
 
La compañía ha aprovechado la caída de los costes de financiación para reducir su deuda neta en un 16%, hasta 700 millones de euros. El coste medio de la financiación se sitúa en el 4,2%, y mejora en 0,3 puntos porcentuales respecto al año anterior.
%%Indíquenos si quiere recibir alertas sobre Indra|IDR%%%