Indra ha sido la peor acción de la sesión al dejarse más de un 12%, pese a volver a escribir sus resultados de los nueve primeros meses del año en negro. El valor ha cerrado en mínimos de la sesión y testa la parte baja del canal en el que cotiza.
 

Indra se convierte en el peor valor del Ibex 35 cotizando las cuentas presentadas ayer al cierre. La tecnológica obtuvo un beneficio de 48 millones de euros en los primeros nueve meses del año frente a las pérdidas de 561 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior. La mejora se ha producido fundamentalmente porque no se han repetido los costes extraordinarios de 557 millones de euros de 2015 por saneamientos y provisiones. Además, Las ventas cayeron un 6% hasta 1.951 millones de euros

Desde Renta 4 explican que estos resultados incumplen levemente las previsiones de ingresos (-1% vs R4e y consenso) y que quedan muy por debajo de lo previsto en EBIT recurrente (principal magnitud): -16% vs R4e y -10% vs consenso.
 

Fuente: Renta 4
 
Estas cuentas sientan como un jarro de agua fría y el valor cae a plomo. De hecho, Indra ha cerrado marcando mínimos intradiarios en los 9,45 euros, lo que supone una caída máxima de casi el 12%. Pero estos mínimos han funcionado como soporte del precio debido a que también coinciden con los importantes soportes del retroceso de Fibonacci del 61,8% y con la parte baja del canal alcista en el que se mueve Indra este año.
 
Si perforara este precio, correría el riesgo de caer a los mínimos provocados por el referéndum británico, así como el origen del hueco alcista de finales de febrero, en los 8,50 euros. En cambio, si Indra aguanta el canal alcista en el que se mueve, puede buscar recuperar los 10 euros (50% de Fibonacci).



Esta fuerte caída ha podido hacer saltar posiciones cortas, que copaban el 2,56% del accionariado. Indra ha sido uno de los valores más mellados por los especuladores bajistas este año. De hecho, han llegado a tener hasta un 10,75% de la compañía.