Comienza el 2015 y lo hace con distinto panorama técnico si comparamos el Ibex 35 y el Dax. El índice alemán presume de su tendencia alcista, mientras que el selectivo español naufragó a finales de 2014 y se coloca en la otra orilla.



La lucha de los toros y los osos se ve perfectamente personalizada en el Dax y el Ibex 35.

COTIZACIÓN COMPARADA DAX (rojo) Vs IBEX (azul):
ibex dax


El índice alemán, como se puede apreciar en nuestros indicadores técnicos, es alcista, tanto en el medio, como en el largo plazo.

Si vamos por parte, observamos que, por pelos, el Dax salvó a cierre de 2014 la tendencia alcista de medio plazo, pues el precio, tras marcar un pico al borde de los 10.000 puntos a finales de diciembre, se vino abajo, aunque logró mantenerse por encima de la media de 14 sesiones.

dax medio plazo


En el largo plazo, en cambio, el Dax cotiza tranquilamente por encima de su media de 400 periodos, aunque la de 40 ha superado a la de largo plazo. Por tanto, aunque los indicadores marquen una tendencia alcista, para operar con tranquilidad deberíamos espera a que se aproximara el precio nuevamente a la zona de 10.000 puntos.

dax largo plazo



El Ibex 35, por su parte, tropezó y se partió la cabeza –entendida por la tendencia alcista- a finales del 2014. Tras muchas dudas, cerró el año próximo a la parte baja de la banda lateral en la que se movió casi todo el año, lo que le confirió peor momentum técnico.

A medio plazo la media de 40 sesiones se situó por encima de la de 14 y el precio al cerrar el año por debajo de los 10.400 puntos.

ibex medio plazo


A largo plazo también la medida de 200 sesiones se colocó por encima del precio y de la de 40 periodos. El Ibex 35 no revertirá esta situación hasta que no supere los 10.500 puntos por los que pasa la media de más largo plazo.

ibex largo plazo