El selectivo de referencia en España IBEX 35  se estanca al más estricto corto plazo (ver: “Los 8.809 es punto de giro a la baja”), en torno a los 9.015 y los 8.809 puntos. Simultáneamente, la actividad de contratación mantiene su tono descendente derivando en un escenario de falta de atractivo a nivel técnico