Iberia se ha mantenido al margen de las subidas y ahora que el Ibex está en rojo está tornando su tendencia pudiendo dar sorpresas positivas. Por encima de 1,96 al cierre de hoy y de 1,98 en cierre semanal tendríamos presión compradora y en las próximas jornadas podemos ser testigos de fuertes alzas mientras no pierda 1,89 que constituye su stop.
Hoy se imponen las caídas tras una serie de jornadas alcistas que hacen que las pequeñas correcciones a corto sean normales puesto que hay que ir marcando máximos y mínimos ascendentes que se establezcan como referencias. A muy corto plazo, la señal de debilidad se ubica en los 12.193 puntos, aunque sólo si se pierden los 12.100 podremos decir que estamos ante una clara referencia de entrada en una fase correctiva. Pero mientras esos soportes se mantengan, lo que veremos serán pequeñas caídas precedentes de nuevas alzas.