El mercado tiene una fuerte recuperación, sobre todo en Europa y se vuelve a marcar la misma tendencia de días anteriores: cuando el mercado está positivo en países como Alemania hay una fuerte recuperación en España y viceversa. Esto refleja una "tendencia de recuperación en los bonos, que nos da un respiro y marca la buena evolución de los bancos en Europa" advierte Jiménez. Los datos macro son algo mejores pero no hay muchas referencias de relevancia durante la semana, con lo que toca ser optimista. Hay que destacar el comportamiento de dos de los grandes del selectivo. BBVA, que está recogiendo las declaraciones de su presidente, Francisco González. No descartó la búsqueda de oportunidades que encajen con su modelo de negocio y advirtió de que BBVA es “la más guapa”. Esto es lo que opinan muchos gestores de fondos, que tienen interés en el banco como objetivo de inversión. Telefónica ha recibido una mejora de recomendación por parte de UBS y se recupera con fuerza. En esta situación la experta de Selftrade recomienda “mirar valores que de verdad estén barato y evitar las modas, que pueden ser peligrosas”. Hay que tener especial cuidado con las compañías ligadas a renovables pues la moda que se impone hace que las valoraciones esté caras. Incorporan una prima que es peligrosa, contrariamente a lo que se sucede en el sector bancario, que tiene muy buenas perspectivas y están menos ligados al sector inmobiliario por su diversificación. Hoy se ha estrenado Almirall en bolsa a un precio de 14 euros y sube en los primeros minutos de negociación más del 11% . El precio al que se coloca “no nos parece mal, pero tampoco excesivamente bien” advierte Jiménez. Para ella, “es una compañía que se coloca a ratios razonables pero es una farmaceútica” y dentro de su sector en Europa cotizan a un PER 13 mientras que la compañía sale con un PER de 18-19 veces. No hay que olvidar que es una compañía con 100 años de historia, un negocio probado pero “en el precio de colocación van incorporadas las perspectivas de aprobación de un nuevo medicamento de su cartera de I+D y no siempre es seguro que se apruebe”, por lo que pagan una prima de algo que puede aprobarse, retrasarse o no salir adelante. Sin embargo, es una compañía con “una capitalización bursátil importante, tiene poca representación en su sector” y esto puede ser un motivo atractivo de compra para algunos inversores.