“A lo que tiene miedo la gente es al desenlace de Grecia y la caída del petróleo. Pero me parece que es momento para ir picoteando y hacer cartera aprovechando estas correcciones y la volatilidad”.

“Lo de Grecia no va a ser para tanto. No tenemos que temerlo. Tengo clarísimo que no va a salir ningún miembro de la zona euro y menos si se hace un QE, porque serán los bancos centrales de cada país los que tengan que comprar su propia deuda soberana. Se depositará el riesgo soberano en cada banco central, lo que hará complicado que algún país salga de la zona euro. Para Grecia, en cambio, creo que se dará una carencia de 3-5 años para la deuda”.

“El petróleo se estabilizará en los 40-55 dólares por barril. A partir de ahí vamos a ver las bondades de un petróleo barato para la economía europea. Además, es que me parece completamente improbable que el petróleo siga cayendo porque los países árabes y EEUU ya han conseguido sus objetivos. En este sentido, Arabia ya ha cumplido con su cometido, que era desincentivar la extracción de petróleo por bituminosas. EEUU, por su parte, ha logrado dañar a países como Venezuela dándoles en donde más duele, en las finanzas”.

“Ahora bien, hay que reducir el peso de petroleras en carteras porque no van a poder pagar el dividendo como hasta ahora. Tampoco debemos tener mucho peso de empresas. En cambio, sobreponderamos compañías industriales, que se benefician de la caída del petróleo, como las aerolíneas, y en la segunda parte del año también sobreponderaremos bancos. También podemos picotear algo que nos dé elevada rentabilidad por dividendo, como Enagás, Red Eléctrica o Inditex

En cuanto al sector media “creo que ya están en precio y los medios de comunicación tienen que tender a ajustarse a los nuevos sistemas (Youtube, etc). En el sector hotelero tenemos buenas opciones con Meliá y NH Hoteles”.

Declaraciones a Radio Intereconomía