La indefinición acompaña el comienzo de sesión al otro lado del Atlántico después de la sesión de euforia que se vivió ayer en Wall Street. En opinión de Juan Enrique Cadiñanos, co-director de EJD Valores, “es verdad que la primera sesión de la semana la bolsa repuntó después de caer la semana anterior con fuertes recortes”. “Consideramos –explica el analista- que el comienzo de semana debía ser positivo para descargar la sobreventa que había acumulada con niveles claros para el Dow Jones”. El experto matiza que ayer “veíamos alzas que hoy parecen más dudas que otra cosa”. En resumen, “consideramos que será una sesión tranquila para el mercado americano”.
En cuanto al sector financiero que de la mano de Freddie Mac y Fannie Mae vuelve al ojo del huracán, Cadiñanos apunta a que en el caso de Lehman Brothers “parece que las negociaciones con KDB pueden haber fracasado y eso repercute negativamente en el propio valor y en todo el sector”. “Veremos –apunta el analista- a ver cómo influye a un sector que es muy protagonista en lo que va de año”. “Es cierto que Lehman tiene una buena estructuración pero si fracasan las negociaciones puede repercutir de manera muy negativa”. En cuanto a Freddie y Fannie, “el estado parece que inyectará 200.000 millones de dólares hasta final de 2009” lo que “puede tranquilizar la situación y al inversor”. Cadiñanos recuerda que hoy “vemos alzas en ambas pero ni las miraría a la hora de invertir porque tienen una importante volatilidad”. En cuanto al crudo, el experto matiza que “que el petróleo recorte es positivo para el mercado para que baje la inflación y para eso las materias primas tienen que bajar”, así mismo “el mercado debería acompañar a estos niveles”. Según la visión de este analista, “no creemos que las cosas estén bien, hay inflación y cuando menos el mercado está débil” lo que le hace pensar que “hasta el año que viene, quizás a mediados o a finales de 2009, no veremos una señal de alzas para EEUU y por lo tanto tampoco para Europa”. En cuanto al ámbito ligado al ladrillo, el analista “haría lo mismo que con los bancos, las miraría de fuera”. “Veremos cómo evolucionan pero de momento las dejaría fuera para ir vigilándolas”. A la hora de invertir, el experto se fijaría en “el sector tecnológico”, aunque “esperaría al año que viene porque el ratio rentabilidad riesgo es muy negativo”. “La inflación no deja lugar a dudas de que estamos en un momento débil, hay incertidumbre y soy partidario de hacer movimientos cortos dentro de las sesiones”, explica el analista. Lo mejor sería “manternos fuera y si hay que entrar, vigilar el sector tecnológico de cerca y dar entrada a final de año”. “Veremos que ocurre con las elecciones y si tras ellas se sigue inyectando capital que necesita el mercado o solo se hace de cara a los comicios”, mantiene co-director de EJD Valores para quien “el Gobierno debería inyectar confianza”.