La incertidumbre se cierne sobre la renta variable, la renta fija cada vez es menos fija y los activos monetarios no ofrecen gran atractivo a estos tipos de interés. Los inversores se encuentran entre la espada y la pared, ¿dónde pueden refugiarse? En la gestión alternativa. Esa es la respuesta que dan desde Dexia Asset Management, gestora en la que confían en los rendimientos de estos activos en momentos convulsos de mercado como el actual.


Fabrice Cuchet, responsable de Gestión Alternativa de Dexia AM, resalta los principales beneficios de la gestión alternativa:
- Flexibilidad: los gestores de Dexia se adaptan al mercado con la máxima de la flexibilidad. Siguen día a día los movimientos y seleccionan los activos en cartera en función del momentum garantizando rentabilidad.
- Menor riesgo: la gestión alternativa viene a ocupar el lugar de la renta fija en cuanto a minimización del riesgo y su rentabilidad es semejante.
- Fuente alternativa de rendimiento: cuando el mercado se carga de volatilidad y lo seguro no parece tan seguro, la gestión alternativa busca y encuentra nuevas fuentes y/o activos capacees de generar rentabilidad en este entorno.

La gestión alternativa es una opción cada vez con más peso e importancia en el mundo de la inversión, como avala el creciente número de activos gestionado. Según HFR, a finales de junio de este año, 2.045 millones de dólares estaban gestionados en fondos de gestión alternativa, un 28% más que en 2009. Este aumento es debido en parte por las inversiones institucionales, las cuales, en el caso de los fondos de pensiones, ocupan el 40% de los inversores en Hedge Funds en este momento.

Los gestores se caracterizan por su gestión flexible basada en la adaptación, por ejemplo, mediante estrategias long-short.

En total, Dexia Asset Management ofrece actualmente 30 fondos, 20 de ellos UCTIS, que cubren 15 estrategias y Cuchet destaca que “en la actualidad, ante un entorno incierto y sumamente volátil, el 100% de nuestras estrategias son positivas a 3 años y el 63% a un año”. Para el gestor conseguir dar rendimientos positivos teniendo en cuenta la actualidad es el valor que más le enorgullece y resta peso a las turbulencias por las que atraviesa Dexia justificando que "gestora y banco son dos negocios distintos. Nosotros seguimos haciendo nuestro trabajo, asesorar".