La subida experimentada ayer por Gamesa no da visos de ser una buena opción de inversión, al menos para los inversores menos arriesgados. Una recomendación sólo para los más especuladores.

El Ibex35 es el peor índice en la apertura Europea por dos factores: “el más general es el que proviene del incremento en la prima de riesgo de los periféricos y más específico es el que afecta a BBVA y Santander, tras la ampliación anunciada por la primera”, reconoce Nicolás López, director de análisis de MG Valores en Radio Intereconomía. Este experto advierte de que “en el mercado hay que hacer hueco para los 5.000 millones de la ampliación y cuando esto pase, la menos los dos bancos recuperarán parte de lo perdido”.

A pocos días de que dé comienzo la reunión del G-20, los países se ponen de acuerdo en atacar a Estados Unidos. Un “tema complicado”, como indica López “pues Estados Unidos está tomando medidas que entiende que son de política interna: lo que hace es dar liquidez a los bancos para que puedan prestar y mantener los tipos de interés bajos. Una medida que no debería tener repercusiones, salvo la caída del dólar”. El experto de MG Valores recuerda que desde hace tiempo hay una lucha en las divisas “no se sabe quién tiene la razón pero espero que al menos en el G-20 no acaben muy peleados y dé la sensación de que no entraremos en una guerra de divisas”.

El euro ha bajado desde los máximos alcanzados la semana pasada. Nicolás López asegura que hace meses parecía que la divisa comunitaria se iba a hundir y ahora está subiendo mucho por la caída del dólar. Al final “da unos bandazos que no sabemos muy bien dónde acabarán”. Este experto reconoce que “no vemos sentido a la depreciación del dólar aunque es verdad que en EEUU la política monetaria ha ido al déficit público y espero que el BCE de señales de que en Europa no nos ataremos la soga al cuello”.

En el plano empresarial, Gamesa sorprendió ayer por las subidas que experimentó. Un valor que cuando sube “consigue atraer el interés de los especuladores”. Este experto reconoce que es difícil hacer pronósticos pues “es una compañía que está en plena reestructuración, su negocio ha cambiado completamente y pasará un tiempo hasta que veamos su cotización asentarse y genere buenas expectativas de futuro”. López admite que para los más especuladores es una opción pero para un inversor normal no es una inversión recomendable.

A nivel mundial vemos que los sectores que están más relacionados con la economía global o emergente – industrial, tecnológico, petróleo, químico- son los que están tirando desde hace meses “y a raíz de la medida de la FED se ha intensificado”: Los sectores defensivos – eléctricas, telecomunicaciones, financieros- tienen un dividendo muy alto “pero con poco movimiento en sus cotizaciones”.