Por el historial del equipo gestor de Ferrovial nos extrañaría que la operación se cerrase a un precio que no contribuyera a crear valor para la compañía. Lo que lastra la cotización de Ferrovial verdaderamente es la incertidumbre.
En las caídas influye bastante el hecho de que llevamos un buen año, nos acercamos al periodo estival y todo el mundo quiere asegurar algo de plusvalías, esto sumado a la fuerte volatilidad con dientes de sierra acusados hace que se mantenga la una tendencia lateral o bajista.