FCC ocupa uno de los últimos puestos del Ibex 35 desplomándose ante su negativa a vender su participación mayoritaria en Realia. 
 
Ni a George Soros –Hispania-, ni a Carlos Slim. FCC se niega a vender su participación en Realia a ambos magnates. La cúpula directiva de FCC ha descartado vender el 36,8% que posee de Realia, a pesar de que Slim, que es primer accionista de la propia constructora con un 25,6%, ayer formalizara su ofeta de OPA sobre Realia a 0,58 euros por acción. En cambio, Slim sí cuenta con un acuerdo para que Bankia, segundo mayor accionista de Realia, le venda su parte (24,9%) de la inmobiliaria por cerca de 45 millones.

Slim mejoró en un 18% la oferta que Hispania ofreció por Realia hace unos meses. Aun así, ambas ofertas son claramente inferiores a su cotización actual. En concreto, el precio ofrecido por Slim (0,58 euros) resulta un 17% más bajo que la cotización actual, mientras que al que pretende hacerse Hispania con el control de Realia resulta un 30% inferior a la valoración bursátil actual. Salga adelante una oferta o la otra, los accionistas actuales salen perdiendo, de ahí que resulte comprensible que FCC no quiera vender a cualquier precio.

Parece que el interés de Slim está más en forzar a que Hispania suba el precio de la OPA pero, la clave está en la valoración de la deuda: “es acertado ofrecerles una oferta sin primas, ya que se asume una importante deuda. Al final, Hispania tiene cogida a Realia por los bonos. Evidentemente hacen una salvaguarda porque comprar el bono en distress tiene su riesgo, con lo que para Hispania es un win-win. Si consigue la operación, recibirá unos activos a precios de distres y, sino, se llevará 80 millones de euros por haber entrado vía deuda porque tiene un compromiso con los acreedores”, explica José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV.

No obstante, Hispania se daría por satisfecha y renunciaría a la OPA si lograra hacerse con, al menos, el 55% del capital de Realia, no descartando quedarse con una "participación financiera" de menos del 30% de la inmobiliaria.
En medio de este culebrón, FCC cae un 2% hasta los 10,73 euros, esto le aleja de la intención de romper la directriz bajista de largo plazo que castiga al valor desde los máximos de 2014. Esta directriz está presionando al precio contra el soporte de los 10,60 euros. Además, el precio se coloca por debajo de la media móvil de 200 periodos que pasa por los 10,91 euros, por lo que el valor adolece de ser claramente bajista en el corto, medio y largo plazo.

fcc