No nos ha sorprendido el cambio de dirección que los mercados de renta variable europea han experimentado hacia finales de febrero, la corrección se ha producido después de un rally muy fuerte y casi ininterrumpido en los precios desde el verano pasado (particularmente en pequeñas y medianas compañías).
El ambiente no ha cambiado de forma significante debido a esta corrección, sin embargo las fusiones y adquisiciones siguen siendo un importante motor de los mercados, tanto por rumores como por realidades, que continúan preocupando a los inversores a diario. Las empresas tienen liquidez para gastarse en adquisiciones (Vodafone ha adquirido por 18 billones de dólares un 67% de Hutychinson Essar, una red de telefonía móvil en La India) mientras los fondos de private equity han aumentado considerablemente su liquidez y buscan en dónde invertirla. Por ello, las fusiones y adquisiciones continuarán respaldando a los mercados durante casi todo el año 2007. Sin embargo, en nuestra opinión, las consecuencias positivas de esta actividad corporativa pueden verse empañadas por una disminución de los beneficios corporativos. El conflicto entre la disminución de los beneficios corporativos, por un lado, y el apoyo de las fusiones y adquisiciones, por el otro, puede causar fluctuaciones en los mercados dentro los próximos meses. Podemos estar entrando en un período en el que los inversores castiguen a ciertas compañías por sus resultados decepcionantes, un día o que su precio suba por rumores de compra, al siguiente. Los hechos a finales de febrero, han puesto de manifiesto la importancia de los datos económicos en los Estados Unidos actualmente –los inversores estaban desconcertados por las subida en la inflación americana el pasado verano (la principal causa de la corrección que llevó a la caída de los mercados en mayo y junio de 2006), pedidos de bienes duraderos en EEUU y la sugerencia de Alan Greenspan de que la economía norteamericana podría entrar en recesión, han estado detrás de esta última corrección. Los inversores deberían seguir observando los datos económicos de cerca, particularmente los de EEUU. En este entorno, preferimos posicionarnos en áreas en donde el crecimiento es fuerte (por ejemplo, en Europa sería la banca irlandesa) y estable, compañías defensivas que pueden mantener el crecimiento de los beneficios en todas las etapas del ciclo económico. Información importante Las opiniones expresadas aquí son las de Sonja Schemmann, gestora del fondo Schroder ISF European Equity Yield, y no representan necesariamente la opinión de Schroder Investment Management. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroder Investment Management Ltd (SIM) no garantiza su integridad ni su exactitud. Esto no excluye ni restringe ningún deber ni responsabilidad que SIM haya contraído hacia sus clientes en virtud de la Ley de Mercados y Servicios Financieros de 2000 (y sus posteriores modificaciones) o de cualquier otro sistema normativo.