Faes Farma obtuvo en los nueve primeros un beneficio de 30,1 millones de euros, lo que supone una mejora del 19% con respecto al mismo periodo del año anterior. Estas cuentas llegan en un momento en el que el valor cotiza e niveles que no visitaba desde 2008.

Faes Farma cerró los nueve primeros meses del ejercicio con una cifra de negocio de 169,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10,3% respecto al mismo periodo del año pasado.

El crecimiento en el margen bruto ha superado el 8%, un porcentaje ligeramente inferior al registrado en las ventas, ya que se ha visto influenciado por una reducción en la línea correspondiente a otros ingresos de explotación. Sin embargo, esta partida crecerá notablemente en el cuarto trimestre de este año una vez se registren los derechos devengados tras el cumplimiento del hito contractual de bilastina en Japón.
 

Justamente estas cuentas llegan cuando el valor se ha dado la vuelta tras marcar máximos anuales en 3,50 euros. Además, el precio ha dejado un triángulo rectángulo que si se resuelve por la parte baja puede llevar a la perforación del soporte de los 3,28 euros, nivel que también coincide con el retroceso de Fibonacci del 23,6%, con el riesgo de descender hasta los 3 euros. en cambio, si Faes Farma logra superar la directriz bjaista de corto plazo, puede intentar atacar de nuevo los 3,50 euros, y regresar a niveles de cotización que no visitaba desde 2008.
 


Losindicadores técnicos Premium muestran que Faes Farma ha pasado a estar bajista en el medio plazo, ya que la caída desde máximos anuales ha hecho que la media de 14 sesiones se sitúe por debajo de la de 40.