La Federación de Consumidores en Acción (Facua) considera que la telefonía móvil debería ser catalogada como servicio universal, por lo que reclama al Gobierno una tarifa máxima para dicho servicio que sea similar a la impuesta por Bruselas para las llamadas en itinerancia o 'roaming'. Así, Facua demanda que el Gobierno español y otros Estados miembros de la Unión Europea sienten las bases para fijar una tarifa de voz y otra de datos similares a la 'eurotarifa' recientemente aprobada en la UE.
Asimismo, reclama que la telefonía móvil sea catalogada como servicio universal y que las "abusivas" tarifas de las compañías y la "ausencia de competencia" entre las grandes operadoras "sean respondidas con una tarifa regulada a la que los usuarios puedan acogerse". Facua considera que la tarifa máxima es la única medida que podría resultar en un descenso de los precios en España, mercado en el que la llegada de los operadores móviles virtuales "se ha producido demasiado tarde" y en el que la cuota de Movistar, Vodafone y Orange es "demasiado grande y consolidada". Por su parte, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) expresó hoy su satisfacción ante la decisión de la comisaria europea de Telecomunicaciones, Viviane Reding, de abaratar los costes de los mensajes de móviles en itinerancia. "CECU apoya esta decisión, que en los próximos años podría suponer un importante ahorro para los bolsillos de los españoles", destacó la asociación, que augura descensos en el precio medio de los mensajes hasta una media de 11 ó 15 céntimos durante los próximos años. Además, CECU reclama que medidas similares se puedan aplicar en otros ámbitos con el fin de "reanimar la situación económica del consumidor tan afectada en los últimos tiempos".