El dólar ha estado perdiendo posiciones las últimas semanas frente a dos de las grandes divisas mundiales: el Euro y la Libra.

El EUR/USD tiene un máximo en el 1,3710 alcanzado el pasado mes de febrero; si canaliza la subida iniciada en julio podría llegar como mínimo a dicho nivel: menos de dos figuras le separan del objetivo. Podría realizar un apoyo en torno al 1,325, lo cual sería sano para el movimiento



En cuanto a GBP/USD, el movimiento es similar aunque el máximo fue alcanzado el pasado 2 de enero, en el 1,638. La subida desde julio podría ofrecer una oportunidad de entrada si realiza un apoyo en la directriz alcista, que podría ser previsiblemente en torno a los 1,59.



Si se alcanzan los objetivos descritos lo prudente sería un cierre parcial de posiciones alcistas, aunque si la tendencia es fuerte, ya saben…”the trend is your friend