El comportamiento de RWE en el año está siendo uno de los mejores del EuroStoxx 50. El aspecto técnico sigue invitando a mantener o incorporar posiciones alcistas.

 Apréciese que en el medio plazo no encuentra resistencias significativas hasta la zona de 17-18 euros:



Estudiando el corto plazo las perspectivas no dejan de ser buenas. Tras consolidar durante dos meses las fuertes subidas de junio y apoyarse en los máximos de 2015, (soporte 14,2€) el precio ha roto la directriz bajista, abriendo el camino hacia los máximos anuales en 16,5€:



Recomendación: COMPRAR