A pesar de las medidas tomadas en nuestro país “los mercados se lo toman con bastante escepticismo porque hay dudas respecto a la capacidad de generar ingresos, de reducir los gastos y aun así crecer”, reconoce Manuel Arroyo, director de inversiones de JP Morgan AM.
Este experto admite que lo que más preocupe es que todas esas medidas “generarán menos crecimiento y ahondarán más en la recesión en la que está España, lo que llevará a generar menos ingresos de los presupuestados”. Para sanear las cuentas hay que aumentar ingresos, reducir gastos o hacer ambas cosas “y aquí se están intentando hacer todo, por lo que tendrá un impacto significativo en el crecimiento”.

A todo ello se añade un dato como el PMI del sector manufacturero, que cayó hasta los 45 puntos en nuestro país. Un dato “que no sorprende porque todos los indicadores cíclicos están en negativo. La austeridad que tiene el gobierno de Rajoy tendrá un impacto significativo”. Lo que sí ha sido una sorpresa positiva, prosigue Arroyo, es el dato de China. “Pensábamos que esta economía sería capaz de hacer un aterrizaje suave y los datos van en esa línea, con crecimientos que están en torno al 7-8% con la imposición de medidas que estimularán aun más el crecimiento”, explica en Radio Intereconomia.

En este contexto, “seguimos apostando por renta variable, el último movimiento que hicimos en cartera fue el de tomar beneficios porque había síntomas de agotamiento y ahora estamos a la espera de tomar algo más de riesgo”, concluye.